El Norte de Castilla

Lactalis admite que podría intentar vender Lauki después del cierre

vídeo

Sindicatos, Junta y comité de empresa durante la reunión / Nacho Gallego-Efe

  • Los sindicatos renuncian por el momento a impugnar el plan social a la espera de acontecimientos

La multinacional francesa Lactalis, dueña de la fábrica de Lauki en Valladolid, estudiará un «nuevo proceso de venta» de la planta si no fructífera la venta antes del calendario marcado en el plan social para el 30 de septiembre, fecha en el que según los plazos marcados cesaría la actividad.

Según han anunciadolos representantes de la Fundación Anclaje, integrada por los sindicatos, la Junta de Castilla y León y el comité de empresa como invitado, este nuevo periodo se abriría después del hipotético cierre de la fábrica, si no llegara una oferta antes de fin de mes.

La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, al igual que los representantes sindicales, ha pedido «prudencia» y ha anunciado que los sindicatos no impugnarán de momento judicialmente el plan social firmado entre la empresa y los trabajadores, pues «contiene puntos ventajosos para ellos», como los traslados a otros puestos o «indemnizaciones más cuantiosas», ha explicado.

Con este «nuevo marco», como lo ha calificado el secretario de Acción Sindical de CCOO, Vicente Andrés, los representantes de los trabajadores quieren asegurarse «de que Lactalis va a seguir buscando comprador si no se concreta la venta para finales de este mes», ha subrayado.

Asimismo, Andrés se ha mostrado muy crítico con la multinacional: «si piensan que les vamos a ayudar a vender la fábrica después de incumplir el plan social, lo tienen claro», ha clamado.

Este nuevo proceso que se abriría a partir del 1 de octubre supondría aceptar que la venta de la fábrica no se habría concretado según los plazos firmados y que Lactalis solo ha estado haciendo «teatro del bueno» durante estos cuatro meses, ha calificado el representante sindical.

Y es que la venta de la fábrica, ubicada en la Avenida de Santander de Valladolid, antes de este mes cada es vista con más reticencia desde la Fundación Anclaje, ya que esta misma mañana, según ha anunciado Raúl Santa Eufemia, homólogo sindical de UGT, Lactalis ha anunciado que «no está dispuesta a ampliar el plazo para el cierre de la planta».

Por ello, si las cuatro empresas que, según anunció Lactalis el pasado 9 de septiembre, están interesadas en la compra no oficializan su propuesta en once días se verán «lagartijas correr por una fábrica fantasma en el centro de la ciudad», ha lamentado Santa Eufemia.

Según han anunciado los representantes sindicales en la rueda de prensa, Lactalis estaría pidiendo «seis millones de euros» por la planta, un precio «desorbitado», según los miembros de la Fundación, ya que por ese precio una empresa podría «construirse unas instalaciones nuevas», ha argumentado Andrés.

Por el momento, 54 trabajadores ya se han acogido al plan social firmado con la empresa hace cuatro meses y han sido trasladados a otras fábricas nacionales, mientras que otros 19 han decidido ir al paro con las prestaciones firmadas y «otros tantos» han acordado su jubilación, han informado los sindicatos.

Por esta razón y para «no perjudicar» a estos trabajadores que ya se han acogido al plan social, bien con traslado, con despidos pactados o prejubiaciones, los sindicatos han anunciado que hasta el 1 de octubre no abrirán las vías judiciales para demandar a la multinacional francesa por actuar, según entienden, de mala fe.

Mientras, el calendario de movilizaciones continúa y este martes los sindicatos presentarán en las Cortes un manifiesto a favor de los trabajadores de Lauki como preludio a la manifestación prevista para este sábado 24 de septiembre, que recorrerá en centro de la ciudad para confluir a las puertas de la fábrica, donde se repartirá leche previa entrega de un vale.

Temas