El Norte de Castilla

Villalón disfruta de más de 40 variedades de queso en una jornada repleta de actividades

Uno de los puestos de los artesanos queseros, situado en la Rúa de Villalón
Uno de los puestos de los artesanos queseros, situado en la Rúa de Villalón / J. L. M. A.
  • Hasta la localidad terracampina se desplazaron más de 20 artesanos de diferentes regiones de España, que disfrutaron del mercado junto a cientos de visitantes

Villalón, con su histórico Mercado del Queso, traspasa fronteras. Más de 20 artesanos queseros de diferentes regiones de España instalaron ayer sus puestos en la localidad vallisoletana con dos objetivos: vender y promocionar sus productos. Los visitantes pudieron degustar más de 40 variedades.

La Rúa y el Museo del Queso permanecieron abiertos durante toda la jornada porque, este día, Villalón vive el queso de una manera muy intensa. Se organizan talleres de elaboración artesanal del alimento; los restaurantes ofrecen menús elaborados con el lácteo (desde el primer plato hasta el postre); se realizan recorridos de tapas por los bares; se organizan catas en el Consistorio; se suceden actividades lúdicas, folclóricas, atracciones infantiles, exposiciones (como la 'Cheese Parade' de este año, que ofrecía enormes esculturas por las calles del municipio); visitas guiadas por el Museo del Queso; contemplación de los métodos actuales de la elaboración del pata de mulo...

El manchego Ojos del Guadiana tuvo su representación en el Mercado

El manchego Ojos del Guadiana tuvo su representación en el Mercado / J. L. M. A.

Todo ello supone un atractivo para potenciar que los turistas continúen visitando la villa. Han sido centenares en esta edición y han estado acompañados de los dignatarios de las Cortes autonómicas, diputados provinciales, representantes de ADRI Valladolid Norte y los alcaldes y concejales tanto de Villalón como de otros municipios de la comarca.

En estos momentos el mercado está afianzado como uno de los más importantes de Castilla y León, a lo que hay que sumar que tiene carácter interregional y que es visitado por cientos de personas. «Hay mucho ambiente», afirmó Manolo García, quesero asturiano.

Pata de mulo, icono de la comarca

Idiazábal, Manchego, Tetilla gallego, Cabrales asturiano, la Torta del Casar o el Roncal de Castilla-La Mancha son algunas de las opciones que ofreció la tarde. A ellas hay que sumar, por supuesto, el buque insignia del lugar: el queso tipo Villalón o Pata de Mulo. Su calidad legendaria y profunda raigambre lo convierten en un producto auténtico de una cultura milenaria. Icono de la comarca por su especial reputación, gusto, cualidades y método de producción, está estrechamente vinculado a Tierra de Campos.

Existen muchos factores decisivos para configurar la particular calidad del queso: desde los suelos en los que crece el forraje del que pastan las ovejas hasta las destrezas necesarias para su elaboración.

Unos participantes contemplan el puesto de Quesos Peñitas, procedentes de Toledo

Unos participantes contemplan el puesto de Quesos Peñitas, procedentes de Toledo / J. L. M. A.

El secreto del Pata de Mulo reside, en última instancia, en los alimentos naturales y en su leche de alta calidad. Es rico en proteínas, lípidos, calcio y fósforo y relativamente bajo en grasas y en colesterol, si se compara con otros.

Este es uno de los motivos esgrimidos en la defensa de la denominación del producto y la lucha contra su uso indebido, condición 'sine qua non' para que pueda acogerse a la protección que brindan las indicaciones geográficas.