El Norte de Castilla

Arranca la gran cita con los clásicos

El Museo de la Historia de la Automoción de Salamanca participa con un Daimler del año 1934 y , en la imagen, un Sunbeam Alpine de 1963.
El Museo de la Historia de la Automoción de Salamanca participa con un Daimler del año 1934 y , en la imagen, un Sunbeam Alpine de 1963.
  • Más de 350 vehículos con muchas historias que contar, ambiente de guateque de los sesenta, disfraces y música: mañana domingo a partir de las 11 horas es la cita con el Valladolid Motor Vintage 2016

Los motores resuenan con notas de otras épocas. Sonidos del pasado que habrá a quienes les haga revivir recuerdos de infancia o juventud y a otros viajar a una época que tan solo han conocido en el relato de los mayores o en imágenes en sepia. Un viaje al recuerdo sobre las ruedas de vehículos clásicos y antiguos, esa es la esencia del Valladolid Motor Vintage, una cita para los aficionados a vehículos que sin duda no tienen lo último en conectividad, nada de sistemas de frenada automática ni controles de estabilidad, pero que tienen alma.

Mañana domingo 18 de septiembre en el Paseo del Campo Grande y Acera de Recoletos, con todo su sabor a “la Belle Epoque”, será un extraordinario museo vivo de coches, motos, o camiones cargados de las emociones y recuerdos de quienes los utilizaron y convivieron con ellos en tiempos pasados.

Más de trescientos cincuenta participantes se dan cita en esta cuarta edición del encuentro de vehículos clásicos y antiguos que organiza El Norte de Castilla con el patrocinio de Mapfre, Michelin, Ayuntamiento de Valladolid, y la colaboración de la Junta de Castilla y León, Coca-Cola, El Corte Inglés, Rock On Whells España y Newspress Spain.

Un panorama variado

La lista de inscritos de esta cuarta edición puede presumir no solo de numerosa sino también de calidad y variedad. El público se va a encontrar con ejemplares muy interesantes que van desde un Peugeot 172 del año 1922 a un Jaguar E Type de 1970 pasando por varios Buick de los años veinte, Corvette de diferentes épocas, Rolls, Mercedes, Jaguar, Lotus Super Seven, Cadillac, Chrysler, Dodge, Fiat, Ford, Lancia, Ferrari….

Y no podía faltar una fuerte presencia de las marcas más populares en España, como Renault, entre los cuales no faltan una serie de los inolvidables Alpine, Seat, Simca, Talbot o Citroën, entre otros.

Del museo al asfalto

El Museo de la Historia de la Automoción de Salamanca no ha querido faltar a la cita y lo hace con dos piezas de gran interés: un Daimler 15 Berlina del año 1934 y un Sunbeam Alpine de 1963. Daimler, la marca oficial de la Casa Real Británica, reconocida por fabricar vehículos de alta gama, con grandes motores y enormes chasis vestidos con cuerpos de limusina de diseño elegante, tras la crisis de 1929 lanzó este modelo,, una verdadera joya destinada a las clases medias. Este modelo fue comercializado con diversa motorizaciones, desde 1.805 cc, hasta 2.166 cc; así como con distintas carrocerías (saloons, sports saloons, fixed head coupe, and drop head coupe). Y la otra pieza es un Sunbeam Alpine MK III del año 1963, bellísimo roadster británico d el Grupo Rootes diseñado por Ken Howes, que, curiosamente y antes que Aston Martin, fue el coche de Bond en la primera película del agente secreto, “Dr No”.

Los amantes de los camiones centrarán su interés en una espectacular Mercedes de los años 50 o en un Pegaso de los 60 y los de las motos tampoco se perderán la cita atraídos por piezas como Sanglas, Bultaco, Montesa, Harley Davidson o una bellísima DKW de 1942. En las dos ruedas tampoco faltarán numerosas Vespas y Lambrettas creando un ambiente “sesentero”.

Ambiente, mucho ambiente como el que traerá la música del dúo acústico Blow & Chail que presentará versiones de temas clásicos pop desde los años 60 a los 2.000, reviviendo los sonidos de The Who The KInks, Beatles, Ronettes, Prince, Bowie, Lenny Krawitz o de canciones clásicas de los 80 y su Movida..

Y el VMV tiene su propio conductor, Carlos Flores, la voz que desde la cadena Ser acompaña a los vallisoletanos desde hace tres décadas.

Llegada de los participantes

Los participantes llegarán a partir de las 9.00 horas para ir situando sus vehículos en las plazas asignadas por la organización, distribuidas en función de la marca. La entrada a la concentración es por la Acera de Recoletos, estando permitido el acceso a la misma desde el Paseo de Zorrilla y la Calle Miguel Íscar.

Dado el número de inscritos, la operación para situar a cada uno de ellos en el lugar marcado se extenderá hasta las 10,30 horas, de ahí la importancia de respetar al máximo el horario.

Al inicio de la Acera de Recoletos estará situada la carpa de la organización, donde se entregará a cada participante las acreditaciones correspondientes y una bolsa con regalos. E igualmente se habilitará una zona junto a la Plaza de Colón para los vehículos utilizados en el transporte de los clásicos.

Participantes y público disfrazado, más de 350 vehículos con muchas historias que contar, música para el recuerdo y un sorbito de gasolina con mucha solera.