El Norte de Castilla

Pilarica recuerda el cierre del paso a nivel hace un año con crespones negros

fotogalería

Colocación de crespones negros en la valla que impide el acceso a la vía del tren. / RICARDO OTAZO

  • La lluvia impidió proyectar un documental con imágenes de las movilizaciones

La Asociación de Vecinos Pilarica celebró este jueves por la tarde el primer aniversario del cierre del paso a nivel del tren con una concentración en la plaza Rafael Cano y la colocación de crespones negros en la valla de la vía.

La proyección de imágenes de las actividades y manifestaciones que han realizado los vecinos durante este último año no pudo realizarse, como consecuencia de la lluvia que cayó pasadas las 19:30 horas. «Tenemos previsto proyectar esta filmación durante la próximas fiestas del Pilar», explicó Margarita García, presidenta del colectivo vecinal.

Fotos

  • Primer aniversario del cierre del paso a nivel

Durante la concentración se dio oportunidad a los asistentes de intervenir para reflexionar por este cierre del paso a nivel, consumado por el Ministerio de Fomento para facilitar el recorrido de la línea de alta velocidad entre Valladolid-Palencia y León, cuya ruta se abrió el 30 de septiembre de 2015.

Aunque ha transcurrido un año, desde la Asociación de Vecinos se recuerda que siguen pendientes las dos obras principales que permitirán al barrio recuperar la comunicación con el centro de la capital.

La primera es el túnel para vehículos, que se construirá entre la plaza Aviador Gómez Barco y la calle Andrómeda. La segunda es la ampliación del viejo paso peatonal por debajo de la vía. La primera obra ha sido asumida por Adif, mientras que la segunda la realizará el Ayuntamiento de Valladolid.

Precisamente, desde la Concejalía de Urbanismo se ha indicado que el proyecto municipal se encuentra avanzado, para proceder a contratar las obras posteriormente. La modificación de este proyecto, respecto al anterior que redactó Adif en 2015, permite el cruce de ambulancias y otros vehículos de emergencias de características similares.

La superficie de intervención junto a la plaza Rafael Cano abarca unos 4.000 metros cuadrados, y el coste es de unos 2,9 millones de euros (IVA incluido).