fotogalería

Un momento del encierro. / Lorena Sancho Yuste

Encierro disperso y muy concurrido en Portillo

  • La velocidad con la que salieron los novillos dificultó a los caballistas agrupar la manada de salida, que se desvió del recorrido habitual

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Portillo y Arrabal prosiguieron ayer con sus fiestas patronales mediante la celebración de un nuevo encierro al estilo tradicional, desde el campo hasta ser encerrados en el distrito de abajo.

A las diez en punto salieron los astados de los corrales camperos acompañados por una parada de bueyes y decenas de caballistas. Pero la velocidad con la que salieron los novillos dificultó a los caballistas agrupar la manada de salida, por lo que se desviaron del recorrido habitual. El director de campo, el ganadero y empresa Pedro Caminero, logró con destreza reconducir al ganado para que finalmente pudiera acceder a la zona de la Explanada, donde numerosos cortadores pudieron disfrutar con el gran juego de los novillos. Hasta allí llegaron los toros de uno en uno y no en manada, por lo que los aficionados pudieron disfrutar en mayor medida de cada uno de los astados. Finalmente fueron accediendo al recorrido para ser encerrados en la plaza de toros.