El Norte de Castilla

Cerca de 268.000 visitantes disfrutaron de la Feria de Muestras

La Feria de Muestras el día de su inauguración
La Feria de Muestras el día de su inauguración / G. Villamil
  • El gastrofestival estuvo envuelto en polémica por las denuncias a la policía que pedían su cierre a partir de las 21 horas

La Feria de Muestras de Valladolid ha recibido alrededor de 268.000 visitantes desde que abrió sus puertas el pasado día 3 de septiembre. La diversidad de la oferta ha sido una de las características de esta edición, tanto en lo que respecta a los contenidos comerciales como a las propuestas de ocio que se han desarrollado a lo largo de estas nueve jornadas. La afluencia de visitantes en las primeras horas de la tarde se vio reducida en los días más calurosos.

El director general de la Feria de Valladolid, Juan Useros, señala que «el reto que nos planteamos ante cada nueva edición de la Feria de Muestras es ofrecer actividades atractivas para todos los públicos, porque la franja de edad de nuestros visitantes es muy amplia».

El parque de hinchables ha sido uno de los puntos más activos durante la feria, con miles de niños como protagonistas antes del inicio del curso escolar. Las exposiciones de reptiles y de material del ejército también han despertado la curiosidad de niños y adultos, así como el festival de comida callejera en el que participaron veinte gastrocaravanas.

El normal desarrollo del gastrofestival se vio alterado por denuncias ante la Policía Municipal que reclamaban el cierre de la actividad a las 21.00 horas, hora a la que finaliza la Feria de Muestras. El director general de la Feria de Valladolid, Juan Useros, lamenta las trabas que se han puesto a esta iniciativa que interesa al público de la ciudad, porque es atractiva, diferente y permite disfrutar de un evento del que gozan muchas otras ciudades con normalidad, «pero aquí vamos contracorriente», expresó el director.

Useros señala que la promotora de este festival «es también una empresa local y, en cualquier caso, no debería ser preciso demostrar que tenemos ocho apellidos vallisoletanos para poner en marcha un negocio».

Es la primera vez que un colectivo profesional se queja de que en la Feria de Muestras se venden productos o servicios que compiten con el comercio local, «por supuesto que aquí se venden artículos que también se pueden encontrar en las tiendas de Valladolid, pero ni quienes venden muebles, ropa, calzado o menaje nos ha dicho que cómo dejamos que empresas de otras provincias vengan aquí», explicó Useros quien calificó la postura de «incomprensible».