El Norte de Castilla

El precio de portar las andas de la Virgen en Simancas
Los vecinos de Laguna –entre ellos el alcalde, RománRodríguez–, durante la procesión de la Virgen del Villar / Santiago Bermejo

El precio de portar las andas de la Virgen en Laguna

  • La subasta y la venta de artículos en las fiestas de Laguna dejan a la Cofradía de la Virgen del Villar 5.000 euros que invertirán en arreglar el tejado de la ermita

Pilar Fraile, devota de la Virgen del Villar, y una amiga de la que no quiere desvelar su nombre ofrecieron ayer 600 euros por tener el honor de bajar a la Virgen del Villar de su trono. «Solo la devoción te puede llevar a dar este dinero por tener este honor», decía emocionada Pilar Fraile, momentos antes de comenzar la procesión posterior a la subasta.

Y es que los días 8 y 9 de septiembre, la cofradía de Nuestra Señora del Villar organiza tradicionalmente una subasta para llevar las andas de la Virgen y bajar a la Virgen de su trono para participar en la tradicional procesión y romería y, posteriormente, para subir a la Virgen de nuevo al trono.

En total, entre los dos días, la Cofradía de la Virgen del Villar recauda entre las subastas y la venta de artículos, como rosarios o estampas, un total de 5.000 euros que invertirán en arreglar parte del tejado de la ermita, que se encuentra en muy mal estado.

«Cada año la subasta es más floja», se lamenta el presidente de la cofradía, Ángel González. La vicepresidenta, María Ángeles Martín, recuerda que cuando era niña, «hace treinta años por lo menos, se podía recaudar solo el día 8 un millón de pesetas de la época, el equivalente a 6.000 euros de ahora. Antes había más labradores que se picaban ente ellos y ofrecían más dinero. Ahora con la falta de trabajo y de devoción, se recauda mucho menos».

Ambos cofrades opinan que existen muchos vecinos de Laguna de Duero que no conocen la ermita, que está declarada bien de interés cultural, y que necesita arreglos urgentes.

«No se trata de ser creyente o no, sino de valorar un bien que tenemos y que hay que conservar».