El Norte de Castilla

Un médico militar de Santovenia, seleccionado para la base Antártida

Miembros de la anterior expedición a la Antártida, realizada en enero de este año. E. T.
Miembros de la anterior expedición a la Antártida, realizada en enero de este año. E. T.
  • Francisco Peñato Luengo trabaja en la Agrupación de Apoyo Logístico 61, y se prepara junto a otros once miembros para la nueva campaña en el polo Sur

Por segundo año consecutivo, la base Antártida española del Ejército de Tierra ‘Gabriel de Castilla’ contará con un militar que se encuentra destinado en una unidad de Santovenia de Pisuerga. Se trata del teniente médico, Francisco Peñato Luengo, que trabaja actualmente en la Agrupación de Apoyo Logístico 61 (Aalog), que se encuentra en la base vallisoletana del Empecinado.

El sanitario ha sido seleccionado, junto a otros once militares más, por el Ejército de Tierra para la nueva dotación de la estación Antártida, que se encuentra situada en la isla Decepción, dentro del archipiélago de Shetland del Sur ubicado a unos cien kilómetros al norte del continente antártico y a más de mil de Chile, el lugar cercano poblado.

El teniente médico de Santovenia será responsable de la atención sanitaria de todos los miembros de la nueva expedición, que estos días se prepara para acudir a una nueva campaña de la Antártida. En el grupo hay especialistas en comunicaciones por satélite, mantenimiento, navegación, alimentación y medio ambiente. Esta previsto que salgan del continente helado en el verano austral.

El grupo de militares del Ejército del Tierra que participarán en la 30 edición de la Campaña Antártida tendrá que soportar hasta 19 grados bajo cero y vientos que pueden alcanzar los 120 kilómetros. La base se en la que se encuentran científicos de varios países, está ubicada junto a un volcán activo. La presencia militar española se realiza también en colaboración con el Ministerio de Economía y Competividad.

En la campaña anterior, que comenzó a finales de 2015 y se prolongó durante 90 días, acudieron el comandante médico Gonzalo de la Fuente Rabazo y el cabo 1º Germán Crespo Díez, que como especialista alimentario del Grupo de Caballería de Reconocimiento Santiago VII (GCRECO), de la base de Santovenia de Pisuerga, supervisó los menús de los componentes de la expedición.

En esa ocasión fueron un total son trece los miembros que integran la dotación del Ejército de Tierra en la Antártida, junto a tres sismólogos. Los componentes españoles llegaron el 17 de diciembre a esta zona del Polo Sur procedentes de Punta Arenas (Chile) a bordo del buque de Investigación Oceanográfica Hespérides.

Tanto el comandante médico, Gonzalo de la Fuente, natural de Valladolid, como el cabo 1º Germán Crespo fueron seleccionados por el Ministerio de Defensa. Su participación en tareas de logística concluyó a finales del pasado febrero.