El Norte de Castilla

fotogalería

Numerosos pequeños participaron en la romería de Peñafiel. / M. G. M.

La devoción en la provincia

  • Numerosos municipios honran a sus patronas

En el particular calendario de Medina de Rioseco, el 8 de septiembre es el día en el que hay que acercarse a la ermita de la Virgen de Castilviejo a la llamada devota de su patrona. Un día en el que lo religioso se mezcla en perfecta simbiosis con el buen ambiente festivo y campestre. Una fiesta que cientos de riosecanos celebraron ayer, fieles a sus tradiciones y devociones.

A media mañana, en la pequeña ermita, no cabía ni un alfiler cuando se celebró la misa, oficiada, al igual que los últimos días de la novena, por el obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, quien señaló que “lo que he intentado transmitir a los riosecanos es lo esencial que la Virgen nos ofrece: la condición de ser familiar”.

Después, comenzó la procesión, en la que las imágenes del Cristo y de la Virgen recorrieron la pradera, acompañadas por los bailes del grupo de danzas Ciudad de Medina de Rioseco al son de las músicas de los dulzaineros del Valle. En los actos estuvo presente la corporación municipal, encabezada por el alcalde, Artemio Domínguez, quien destacó “el orgullo que ha sido poder contar con el obispo auxiliar en una ceremonia que para Rioseco es tan importante”.

La Hermandad

Junto al regidor, estuvo el presidente de la Hermandad de la Virgen de Castilviejo, Antonio García, quien, después de 19 años en el cargo, expresó la gran emoción que siente cada año en la fiesta de la patrona. El presidente reconoció la necesidad de una renovación para que haya gente nueva que se involucre, a la vez que quiso agradecer la labor del resto de componente de la junta directiva, Javier Ubal y Vicente Fernández. García destacó que lo más importante que la junta directiva había conseguido era “acercar la ermita y la hermandad al pueblo, sobre todo en los actos religiosos”.

La romería de Castilviejo congrega a cientos de riosecanos, que, año tras año, quieren estar cerca de su querida patrona, como Timoteo García, de 88 años, para el que “la fiesta ha cambiado mucho para bien, con mucha participación de la gente”. Por su parte, Rosario Aguado, de 96 años, rememoró con mucho cariño las romerías de Castilviejo de su juventud, con un especial recuerdo para “las familias enteras que ya no están con nosotros”. La veterana riosecana trajo al presente “cuando veníamos en carro a Castilviejo”.

Alcazarén

Con misa solemne, cantada por el coro parroquial, y procesión con la imagen vestida con uno de sus vistosos mantos portada a hombros, animada con la música del grupo de dulzainas Aires de Castilla, con la asistencia de la corporación municipal encabezada por la regidora, Ana Isabel Catalina, el municipio pinariego de Alcazarén festejó el jueves a su patrona, la Virgen de la Vega.

Patrona hasta tres lustros a quien estaban dedicadas las fiestas mayores alcazareñas, a la que sus vecinos y Ayuntamiento siguen honrando, aunque sin toros, con un variado programa de actividades lúdicas y gastronómicas que se prolongaran hasta el próximo domingo.

Mota del Marqués

La Virgen de los Castellanos volvió a salir a la calle para reencontrarse con su pueblo, Mota del Marqués. En una corta procesión que tuvo lugar ayer jueves por la explanada de la ermita de la localidad, la imagen de la patrona estuvo arropada por el coro parroquial y un gran número de vecinos que le demostraron su cariño y devoción. Se trata de uno de los actos centrales de las fiestas motanas y que posee una larga historia.

Por la tarde, vecinos y visitantes pudieron disfrutar de una animada fiesta flamenca con el grupo Los Varis. Por la noche, una sesión de baile con orquesta, puso el broche final al día grande de las fiestas.

Hoy jueves darán comienzo los actos taurinos, muy esperados por los aficionados motanos. El calendario de actos comienza a las 11:00 horas con un encierro urbano con vaquillas y por la tarde, en la plaza de toros instalada en la plaza mayor, se soltará un novillo para el concurso de cortes local.

La gran novedad de estas fiestas vendrá de la mano de un encierro campero, actividad que han retomado este año, “por petición popular”, según señaló su alcalde Gerardo Hernández. Acto seguido, un todos motanos y forasteros podrán degustar un guiso de ternera en la Plaza.

Peñafiel

La Iglesia de San Pablo de Peñafiel se llenó de fieles para asistir a la misa y posterior procesión en honor de la Virgen de la Fuente Santa, la cual, la procesión, se celebró en torno al citado templo con las últimas luces el día. De esta forma los cofrades y vecinos de la localidad celebraron el nacimiento de la Virgen, en este caso, bajo la advocación citada, o, como popularmente la denominan los peñafielenses, Fuensanta, o Virgen Chiquitita debido al pequeño tamaño de la imagen que apenas alcanza los 10 centímetros. Su figura, acompañada del niño Jesús, resalta gracias a la corona y al manto que luce, así como a la peana sobre la que se asienta.

De lunes a miércoles se ha celebrado el triduo en honor a María, celebrándose ayer la última eucaristía. Esta tradición de la Virgen Chiquitita, que antaño congregaba a todo el pueblo, tras décadas y décadas casi en el olvido, se ha recuperado recientemente, apenas hace media docena de años, cuando la directiva de la hermandad retomó el rito, lo potenció, y poco a poco ha vuelto a sumar un importante número de cofrades, 250.

Cigales

Cientos de Cigaleños y visitantes se reunieron ayer en la ermita de Cigales para participar en la Romería de Nuestra Señora de Viloria que comenzó con una misa cantada tras la cual varios miembros de la corporación municipal del Ayuntamiento de Cigales y los cofrades de Viloria sacaron la imagen de la Virgen del templo; ya en la puerta del mismo un grupo de jóvenes ataviados con su tradicional atuendo de pantalón y falda blanco, fajín rojo y camisa blanca han paloteado las canciones que se han transmitido durante generaciones para este importante día.

Cofrades mayores y autoridades, junto con el párroco de Cigales y vecinos, acompañaron la imagen de la Virgen Viloria entre bailes y danzas tradicionales hasta la Iglesia de Santiago Apóstol, donde permanecerá hasta mañana día 9 de septiembre, cuando se acompañará de nuevo la imagen a la Ermita donde permanecerá hasta estas fechas del año que viene.

La Cofradía de la Virgen de Viloria es una de las más antiguas de Cigales, fundada en 1623 como comunidad de pastores, actualmente la conforman una treintena de hombres y 330 mujeres que hacen de la veneración a la Virgen de Viloria y de esta Romería uno de los momentos más emotivos e importantes del año en la localidad de Cigales.