El Norte de Castilla

Óscar Puente con los representantes de los trabajadores.
Óscar Puente con los representantes de los trabajadores. / EL NORTE

El Ayuntamiento será «beligerante a todos los niveles» si Lactalis mantiene el cierre

  • El alcalde se reúne con los trabajadores de Lauki y asegura que la reputación de la firma «no va a quedar en pie»

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha advertido a la empresa Lactalis de que el Ayuntamiento será «tremendamente beligerante a todos los niveles» en el caso de que ésta mantenga su intención de cerrar la fábrica de Lauki si no se llega a un acuerdo para su venta.

Así lo ha señalado Puente tras reunirse este viernes con representantes de los trabajadores, sobre lo que ha insistido en que«en lo que dependa de este Consistorio» la imagen reputacional de Lactalis «no va a quedar en pie», por lo que espera que la compañía «lo tenga muy en cuenta y sienta la presión».

En declaraciones recogidas por Europa Press, Óscar Puente ha admitido que existen«distintos hipotéticos clientes» para la planta de Lauki, aunque se ha mostrado «tremendamente discreto» para no enturbiar cualquier posibilidad de acuerdo de venta a otra empresa que permita mantener abierta la fábrica.

No obstante, ha reconocido que queda poco tiempo para encontrar una solución dado que el plazo concluye el 30 de septiembre, tras lo que se aplicaría el Plan Social de cierre pactado con los sindicatos. El regidor ha reconocido su expectación ante la reunión de la Fundación Anclaje, porque se necesita una respuesta para saber si Lactalis está dispuesta a mover ficha o a tomar la decisión de cierre, rechazada desde el principio.

Colaboración municipal

En este sentido, ha subrayado que el Ayuntamiento sigue ofreciendo su colaboración para encontrar una solución, aunque ha reconocido que no hay excesivo optimismo por un tipo de procesos que suelen ser de montaña rusa.

Por su parte, el representante del sindicato UGT, Juan Carlos García Serrano, ha anunciado que los trabajadores de Lauki continuarán con las movilizaciones y ha alertado de la presión de los plazos, pues los días 27 y 28 de este mes son los últimos con producción prevista en la planta.

Tras reconocer que existen muchos rumores sobre el futuro de la fábrica, ha advertido de que no hay nada en concreto y si el día no hubiera acuerdo, se pasaría a aplicar el Plan Social para el cierre de Lauki.