El Norte de Castilla

El mercurio cae hasta nueve grados a partir de hoy en Valladolid

Dos jóvenes a la sombra en la Playa Moreras, rendidas por el calor.
Dos jóvenes a la sombra en la Playa Moreras, rendidas por el calor. / Henar Sastre
  • El frente atlántico dará, al menos, un respiro y supondrá un punto y seguido a un más que caluroso inicio de septiembre. Lo que no dejará, por ahora, son precipitaciones

Se acabó. La ola de calor que viene azotando a la capital, y al conjunto del país, desde el inicio del presente mes dio ayer sus últimos coletazos. No hubo récord en Valladolid, eso es cierto, en cuanto a picos históricos, pero sí una persistencia de temperaturas máximas y mínimas «anormalmente» elevadas que sitúan el arranque de este septiembre como el más cálido desde 1930 en el conjunto de la comunidad, según destacó ayer la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Así es que sí, por si alguien lo dudaba, en los últimos siete días hizo mucho calor. Tanto como para dejar una temperatura media de 25,9 grados –seis por encima de lo habitual para el conjunto del mes–, que surge de dividir entre dos la más que elevada media de las máximas, de 35 grados –con picos de 37,3 y 36,4 registrados el martes y ayer mismo–, y los 16,9 grados de las mínimas –la noche más calurosa, con 19 grados, se vivió también en la madrugada de ayer. Y todo ello aderezado con vientos abrasadores procedentes del norte de África que llevan sobrevolando la península desde el día 1.

De ahí que la Aemet no dude en calificar directamente este episodio, más propio de la segunda quincena de julio, como «histórico». Pero todo tiene su fin y la ola de calor pasará a formar parte de las efemérides meteorológicas desde hoy mismo. La llegada de un frente atlántico, con vientos evidentemente mucho más fresquitos que los africanos, causará una «bajada extraordinaria» de las temperaturas desde ya.

El mercurio caerá hasta nueve grados entre hoy y mañana, con máximas que se situarán en torno a los treinta grados –entre 27 y 30– hasta el domingo y mínimas nocturnas que se desplomarán hasta los doce. ¿Frío? No, las temperaturas simplemente volverán a situarse en la media habitual para un mes de septiembre.

De manera que continuará haciendo calor y, aunque el sol ya no apretará tanto como durante los siete días pasados, el mercurio tenderá de nuevo a subir progresivamente a partir del lunes próximo. El frente atlántico dará, al menos, un respiro y supondrá un punto y seguido a un más que caluroso inicio de septiembre. Lo que no dejará, por ahora, son precipitaciones. Y falta hace después de dos meses exactos sin recogerse un solo litro en la capital.