El Norte de Castilla

Laguna se echa a la calle para celebrar las fiestas de la Virgen del Villar

fotogalería

Vanesa Muela, en el balcón del Ayuntamiento de Laguna, durante el pregón que dio inicio a las fiestas. / S. Bermejo

  • La folclorista Vanesa Muela abrió los festejos patronales con un pregón en el que recordó su infancia en el municipio

Desde muchos minutos antes de la siete de la tarde, hora a la que estaba previsto que se leyese el pregón por parte de la cantante, folclorista y vecina de Laguna, Vanesa Muela, las calles más céntricas comenzaban a llenarse de música y color: música de la discomovida instalada en la Plaza Mayor para ambientar los momentos previos al pregón y música de muchas de las carrozas y color por las innumerables camisetas de colores de las peñas a lo que habría que sumar también los más variopintos disfraces tanto individuales como colectivos.

En el balcón del Ayuntamiento, el alcalde de Laguna de Duero, Román Rodríguez de Castro, se dirigió a los vecinos, primero tarareando y cantando el himno de su pueblo «hay que aprender el himno de Laguna» pidió a los presentes, luego para pronosticar que el buen tiempo acompañaría durante todas las fiestas y finalmente para presentar al nuevo concejal de Fiestas, Héctor González. «Ya os anuncié el año pasado, que en las próximas fiestas habría nuevo concejal. Os pido para él el mismo respeto que habéis tenido conmigo durante todos estos años y que le ayudéis», dijo Román momentos antes de que Vanesa Muela pronunciara el pregón, a lo que Héctor González, que fue el siguiente en coger el micrófono, respondió con un reconocimiento hacia su mentor: «No puedo tener mejor maestro que quien ha sido concejal de Festejos durante 24 años».

Posteriormente, cuando Vanesa Muela cogió el micrófono, la fiesta se puede decir que ya había empezado. «Son días de algarabía, de regocijo, son días para reír, para estar en compañía de los amigos y para pasarlo divinamente, así que prohibido enfadarse y prohibido no salir de casa. No olvidéis nunca que a este mundo hemos venido para ser felices», con estas palabras concluyó la cantante, folclorista y percusionista Vanesa Muela, su pregón, el segundo que lee para iniciar las fiestas de Laguna de Duero; el primero fue hace doce años.

Una de las peñas del municipio, disfrazados durante el desfile.

Una de las peñas del municipio, disfrazados durante el desfile. / S. B.

Vanesa Muela hizo durante el pregón un viaje a las raíces: «Nunca se deben olvidar las raíces. Como cantante y percusionista de música tradicional de nuestra tierra he podido recorrer medio mundo. He conocido lugares maravillosos y a personas inolvidables que han hecho mi camino más fácil pero siempre he llevado en mi corazón y en mi mente a mi pueblo, siempre digo que soy lagunera y he intentado representarlo con la máxima dignidad, como se merece». Para Vanesa, Laguna tiene un folklore precioso, muy rico, muy variado, realmente espectacular que «deja con la boca abierta a todos los púbicos y eso me hace sentirme muy orgullosa de pertenecer a esta tierra».

Discomovida

Desde las seis de la tarde ya se oía desde las proximidades de la plaza Mayor la música de la discomovida que calentaba el ambiente de los primeros peñistas que se acercaban hasta el Ayuntamiento para escuchar el pregón. Poco a poco se iban sumando las charangas El Pendón, Lokomotores, Electrocharanga y Gigantes Mata y Grifone.

Para el concurso de carrozas, los peñistas hicieron una vez más gala de su ingenio. Y así pudimos ver la carroza de la peña Los Pendejos transformada en máquina de escribir; la de la peña Vahído Permanente, ambientada en el oeste; la de la Capa tomada por los piratas; la de El Farolín llena de vikingos o la de la peña El Terror transformada en una escenario del festival de Eurovisión de los años sesenta con su propia Massiel cantando y bailando el ‘La la la’. El desfile arrancó en la plaza Mayor y finalizó en la ermita de Nuestra Señora del Villar donde autoridades, peñistas y vecinos participaban en el sorteo para la bajada de la Virgen, el besamanos y la ofrenda floral.