No habrá consulta sobre el soterramiento

no consulta soterrameitno valladolid
el concejal y primer teniente de alcalde, Manuel Saravia.
  • El Ayuntamiento desiste ante la falta de acuerdo con los grupos políticos y las asociaciones, que según el concejal de Urbanismo ponen «múltiples pegas»

No habrá consulta popular sobre el soterramiento del tren en Valladolid. El equipo de gobierno de Valladolid lo va a dar por imposible. En especial después de la reunión mantenida por el número dos del Ayuntamiento, Manuel Saravia, con diversas asociaciones. El teniente de alcalde ha asegurado que la falta de consenso, las pegas que se ponen y las peticiones de información «inasumibles» hacen inviable el proceso de participación. La consulta estaba prevista para junio, aunque luego se pospuso a después de ferias

De hecho, en la reunión de este lunes, el PP y Ciudadanos consideraron que la información que se les ha suministrado es insuficiente, mientras que la Federación de Asociaciones Antonio Machado solicitó incluir nuevos temas.

Más lejos fue el representante de Ecologistas en Acción, que se descolgó demandando todo lo que referido al urbanismo y el medio ambiente se refleja en los documentos del Plan Rogers. «Son exigencias de información inasumibles al requerir de mucho tiempo para recabar todos los datos», sentenció el cocnejal de Valladolid Toma la Palabra y concejal de Urbanismo. Recordó Saravia que el Ayuntamiento de la ciudad debe contar con un plan de viabilidad sobre la operación del soterramiento antes del 30 de septiembre para su presentación con la Sociedad Valladolid Alta Velocidad y las entidades bancarias con las que hay suscritos operaciones de crédito.

Pese a esta renuncia, el Consultorio mantendrá la campaña informativa y divulgativa así como los actos de debate y lamentó Saravia que Valladolid sea privada de una consulta de estas características cuando es un sistema que funciona en otras ciudades para abordar asuntos mucho menos importantes que el soterramiento del ferrocarril.

La idea era celebrar una consulta tanto 'online' como presencial el 18 de septiembre para lograr la mayor participación de los ciudadanos. Una consulta que obligaría a elegir entre las tres opciones que están sobre la mesa como el Plan Rogers, tal y como está definido, el soterramiento a ambos lados pero con la estación de trenes en superficie y la integración sin soterrar.