Miguel Gavilán obtiene el premio de la Almena Mágica celebrado en Arroyo

Miguelñ Gavilán, en la actuación de ayer.
Miguelñ Gavilán, en la actuación de ayer. / J. F. D.
  • Accede al Oráculo de Oro, galardón mundial, que se celebrará en septiembre en el Teatro Calderón

El Campeonato Internacional de Magia, celebrado anoche en la plaza de toros cubierta de La Flecha, en Arroyo de la Encomienda, fue a manos de Miguel Gavilán, quien recogió la Almena Mágica, simbólico premio del certamen, que además implica su acceso directo al Oráculo de Oro, premios mundiales de magia, culmen de Valladolid Destino Mágico, que se celebrará en la última semana de septiembre en el Teatro Calderón de Valladolid, los días 24 y 25 de septiembre.

Cinco fueron los participantes en el campeonato, con muy variados números de magia, poniendo en serios aprietos al jurado. Iván Asenjo y Compañía, procedente de la fase previa aficionada celebrada hace semanas en Valladolid, en el auditorio Miguel Delibes, fue el encargado de abrir el campeonato, con un número de apariciones, escapismo, rápido y sutil.

Tras él actuó David Díaz, jovencísimo ilusionista español con un número de manipulación con tan solo una máquina de latas de refresco como attrezzo sobre el escenario, haciendo aparecer y desaparecer latas de bebida y cds, aderezado con fuego, chispazos y líquido, en un número trepidante de ritmo y habilidad.

A continuación saltó al escenario Mad Martin, un bonaerense argentino afincado en España que fue el primero y único en hacer un número hablado. Su magia de humor enganchó al público, sobre todo a los más pequeños, que se mostraron muy partícipes.

En su número no faltaron elementos tradicionales del mundo de la magia, con pañuelos, varitas, paloma, cuerdas, manipulación, prestidigitación, cartas y fuego, con una actuación muy hilada, entretenida y con grandes toques de humor y simpatía.

Otros argentinos, Brando y Silvana, realizaron un número de mimo, con una cuidada escenografía de magia muda y gran habilidad manual, magia teatralizada. Realizaron un espectacular final con una pieza de transformismo, con gran colorido en un cambio de vestuario y decorado que quien pestañeó se perdió.

El último en actuar fue el vencedor, a la postre, del campeonato, Miguel Gavilán, con cuatro números de escapismo con uno de habilidad entre ellos. También muy ágil en su representación, acompañado de una asistente que cambió de vestuario tres veces, hizo desaparecer a su acompañante cuantas veces precisó, convenciendo al jurado y al público presente, contabilizado en unas mil personas, la mayoría en las butacas sobre la pista del coso de la multifuncional de La Flecha.

Cinco espectadores

Cinco espectadores, elegidos al principio del campeonato tras un divertido juego con globos gigantes, participaron muy activamente en la decisión del jurado, que presidió el alcalde de Arroyo de la Encomienda, José Manuel Barrio, conformado además por la Diputada de Cultura Inmaculada Toledano, Enrique Álvarez y Francisco Álvarez, presidente y máximo representante de los magos vallisoletanos en actuaciones y campeonatos, ambos pertenecientes al Círculo de Ilusionismo de Valladolid, junto con Francisco Temprano de RTVCyl en representación de medios de comunicación y patrocinadores.

El Campeonato Almena Mágica contó con la magnífica conducción y presentación de Luis Boyano.