Oxígeno para el soterramiento de Valladolid

vídeo

Los miembros del consejo, antes de la reunión. / G. V.

  • La Junta se encargará de renegociar la deuda con los bancos y se acuerda revisar el convenio para que cada parte asuma sus obligaciones

Acuerdo en el seno de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad. Los socios del organismo que gestiona la operación del soterramiento -Ministerio de Fomento (Adif y Renfe), Junta y Ayuntamiento- han llegado esta tarde a una solución de consenso para evitar la liquidación e intentar sacar adelante el proyecto, muy tocado por la deuda de 404 millones contraida con los bancos. Según ha explicado el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, la Junta de Castilla y León tomará el mando en la negociación con las entidades financieras para intentar revisar las condiciones del préstamo. Se buscará un aplazamiento en los pagos, la reducción del tipo de interés y un periodo de carencia.

La sociedad confía en la fuerza del Ejecutivo regional para convencer al sindicato bancario, que ya tendría seguros 62,5 de los 125 millones del primer pago con las aportaciones comprometidas por Renfe y Adif.

Al mismo tiempo los socios han decidido revisar el convenio que se firmó en 2002 para que cada uno asuma la parte de las inversiones y las obligaciones que le correspondan. En este sentido, el alcalde ha apuntado que se buscarán "opciones realistas, nada de cuentos de la lechera", con lo que no se descarta una revisión del proyecto del túnel a su paso por Valladolid, que se podría acortar.

Respecto al traslado de los talleres de Renfe también se acordó preparar un convenio de manera inmediata para comenzar la mudanza cuanto antes, aunque no se pudo aportar una fecha concreta.

Tanto el secretario de Estado, como el consejero de Fomento y el alcalde de Valladolid se han mostrado satisfechos con este acercamiento de posturas.