Protesta de los vecinos de Pilarica.
Protesta de los vecinos de Pilarica. / A. MINGUEZA

El Ayuntamiento, «a punto» de entregar la licencia de actividad a los nuevos talleres de Renfe

  • El secretario de Estado de Infraestructuras compromete a CC OO su apoyo a las instalaciones ferroviarias

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, anunció que el Ayuntamiento está «a punto» de aprobar la licencia de actividad del Taller Central de Reparaciones (TCR) del nuevo complejo ferroviario del Páramo de San Isidro. El regidor aseguró que el Consistorio ha elaborado ya el informe medioambiental que exige la normativa para este permiso.

Puente, minutos antes de participar en la reunión del Consejo de Administración de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad, explicó que Renfe solicitó la licencia de actividad para estas instalaciones ferroviarias el 13 de octubre aunque no fue hasta hace poco más de un mes cuando presentó la documentación para que se tramitara el permiso. De hecho, el alcalde avanzó que el Consistorio otorgará el visto bueno al inicio de la actividad de los nuevos talleres en breve.

Asimismo, el alcalde de Valladolid explicó que Renfe no cuenta con la licencia de uso que debe pedir a la Sociedad Alta Velocidad, propietaria de los talleres, considerados Base de Mantenimiento Integral, por lo que aseguró que no ha podido poner en marcha las nuevas naves.

Por ello, Óscar Puente admitió que la primera impresión ante esta importante reunión de la Sociedad «no es buena». «Estoy desconcertado», dijo el regidor sobre la postura de la operadora ferroviaria acerca del abono de la inversión para construir los nuevos talleres. Óscar Puente especificó que si Renfe hubiera hecho sus aportaciones, la entidad no hubiera incurrido en mora ya que debería haber comenzado este año a devolver parte de los 400 millones que prestaron un sindicato bancario.

Por su parte, el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez Pomar, aseguró a la entrada de la reunión que no iba a fallar a los trabajadores de los talleres de Valladolid y destacó su importancia, según explicaron a Ical dirigentes sindicales de CC. OO. Además, un grupo de vecinos del barrio de La Pilarica se concentró a las puertas de la sede de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad para exigir una solución a la integración del ferrocarril en la zona norte de la ciudad.