El trazado ferroviario a su paso por el Arco de Ladrillo

El trazado ferroviario a su paso por el Arco de Ladrillo.

El futuro del soterramiento se decide hoy en Valladolid

  • La sociedad Alta Velocidad, ahogada por las deudas y con un futuro más que incierto

El concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda del Ayuntamiento de Valladolid, Manuel Saravia, se reune hoy a partir de las 11:30 en el Ayuntamiento con representantes de Adif Alta Velocidad para tratar la refinanciación de la deuda de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad en relación con el proyecto ferroviario. Y es que la situación es muy apurada. El sindicato bancario que financia la operación del soterramiento ya ha comunicado su intención de reclamarle 7,5 millones en intereses para autorizar un aplazamiento del pago de la primera amortización del crédito de 400 que se concedió para las obras, que este organismo tiene que abonar el próximo 1 de enero y que asciende a 125 millones de euros.

La situación es francamente delicada. El Ayuntamiento no tiene dinero para pagar los intereses, y lo de pagar por aplazar no entra en los planes del equipo de Gobierno. El soterramiento, por lo tanto, se muere y se aleja. Alta Velocidad se gastó todo el dinero del crédito en trasladar los talleres de Renfe y en construir el túnel del Pinar, pero ha sido incapaz de generar ingresos ya que la crisis del ladrillo ha rebajado sensiblemente el precio de los terrenos que quedarían libres con el soterramiento. Y la idea del Ayuntamiento de que los bancos se cobren en especias quedándose metros cuadrados, como que no agrada a un consorcio bancario que huye de lo inmobiliario como el gato del agua caliente.

La solución, a partir de las 11:30