Once concejales tramitarán las peticiones de los barrios

Once concejales tramitarán las peticiones de los barrios
  • Barrio España estrena el próximo jueves las asambleas vecinales con la presencia del alcalde

Localicen su barrio bajo las fotografías de los ediles que acompañan esta información y apunten el nombre, porque él o ella será su persona de referencia para lo más doméstico. Once concejales, siete del PSOE y cuatro de Valladolid Toma la Palabra, serán los encargados de tomar el pulso a los barrios de la ciudad y tramitar sus peticiones. El equipo de gobierno se ha repartido las diferentes zonas de la capital con el objetivo de estar encima de los problemas más cotidianos de los distritos. La fórmula en sí no es nueva –el anterior ejecutivo ya la practicaba–, pero, según explica Alberto Bustos, responsable de Participación Ciudadana, ahora se trata de rendir cuentas de forma periódica y por escrito de ese trabajo. Así, semestralmente los ediles deberán realizar un balance sobre la labor realizada y ponerlo en común con el resto de la corporación. Esa información será básica a la hora de priorizar las diferentes intervenciones. La idea, añade Bustos, es que cada encargado esté abierto a mantener contactos con todos los agentes de cada zona: colegios, comercio, asociaciones de vecinos o de otro tipo... No solo se tratará de apuntar lo que cada colectivo solicita, sino de seguir el curso de esas peticiones para poder dar las explicaciones oportunas de cómo las afronta el Ayuntamiento.

Atendiendo al número de vecinos, es la edil socialista Rosario Fernández la que más población atenderá al encargarse de todo el barrio de Delicias, además de las zonas de Arco de Ladrillo (Ciudad de la Comunicación), los polígonos de Argales y San Cristóbal y el lejano Pinar de Jalón, en total casi 46.000 residentes. Luis Vélez llevará otra área con gran densidad, la que abarca Hospital, Rondilla, San Pedro Regalado y Barrio España. Desde el Campo Grande hasta el Cuatro de Marzo incluido, el edil de referencia será el de Hacienda, Antonio Gato, mientras que Pedro Herrero será el interlocutor para todos los barrios del sur, a excepción de La Rubia, Pinar de Antequera y Puente Duero, tres zonas de las que se hará cargo Victoria Soto. Bustos será el contacto para el área de La Victoria, La Overuela y Fuente Berrocal; María Sánchez hará el seguimiento de las reivindicaciones de Huerta del Rey, Girón y Villa de Prado y Rafaela Romero fiscalizará los barrios de Parquesol y Arturo Eyries.

El concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, se queda con las áreas de Pajarillos, San Isidro y Las Flores, mientras que Rosalba Fonteriz estará encima de las necesidades de un buen número de vecinos de Circular, Vadillos, Batallas, Pilarica y Belén. A la edil de Cultura, Ana Redondo, se le ha reservado el casco histórico y su entorno, el área donde se concentra la mayor parte del patrimonio monumental. Además de esta distribución ya operativa, el Ayuntamiento iniciará el jueves en Barrio España su programa de asambleas vecinales con la presencia del alcalde, Óscar Puente. Se celebrará una reunión mensual, cada vez en una zona de la capital, para conocer los problemas por boca de sus vecinos e intentar aportar soluciones.