Puente no se sube al Ave en apoyo a los vecinos de La Pilarica

vídeo

El alcalde de Valladolid, saluda a los vecinos que protestan en la estación Campo Grande. / HENAR SASTRE

  • El regidor entrega a Rajoy y a Pastor una carta con las demandas de los vecinos, que protestaron a las puertas de la estación Campo Grande por el cierre del paso a nivel

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha entregado esta mañana al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y a la ministra de Fomento, Ana Pastor, una carta de la Asociación de Vecinos Pilarica, en la que se expresa el malestar por el cierre del paso a nivel con barrera por ese barrio, y se reclama "una alternativa de comunicación cuanto antes".

MÁS INFORMACIÓN

Puente, que tras saludar al jefe del Gobierno central y al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, en el andén de la estación Campo Grande, decidió no subir en el Ave que les trasladó a Palencia y León, en el viaje inaugural de la línea de Alta Velocidad que este martes, 29, justificó su decisión en solidaridad con los residentes en los barrios de Pilarica, Pajarillos y Belén.

Pese a ello, el regidor socialista consideró "inevitable" la clausura del paso a nivel como consecuencia de la normativa de seguridad, pero reclamó al Ministerio de Fomento "que se ponga manos a la obra para buscar no sólo soluciones al cierre, sino para ofrecer alternativas de permeabilidad al barrio de Pilarica. Tienen ya la licencia de para construir el túnel de la plaza Aviador Gómez del Barco y esperamos que pongan también la pasarela provisional".

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, que entró por la puerta principal mientras los vecinos hacían sonar sus silbatos y megáfonos, dijo comprender la reivindicación vecinal, y agregó que "esperemos que se encuentre una solución satisfactoria".

En la estación de Valladolid subieron también la presidenta de las Cortes, Silvia Clemente, y el consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que acedieron por la parte de atrás de la estación para evitar encontrarse con los vecinos que protestaban en la rotonda de Campo Grande.

Precisamente, el fuerte despliegue policial, tanto del Cuerpo Nacional de Policía, como de Policía Local y de Moncloa, impidió que los medios de comunicación pudieran entrar a la estación. Algunos viajeros, que debían coger el tren o comprar billetes a esa hora, protestaron por ello. Pasadas las once de la mañana el Ave llegó a la estación de Palencia.