Un policía local realiza una prueba de alcoholemia en una imagen de archivo.
Un policía local realiza una prueba de alcoholemia en una imagen de archivo. / Ricardo Otazo

Cazan a un conductor en San Pablo con una tasa de alcohol seis veces superior a la legal

  • El hombre, que arrojó 1,42 miligramos por litro de aire espirado en un control preventivo, está imputado por un delito contra la seguridad vial

Es una tasa poco habitual y menos en la era, digamos, moderna. El conductor de un todoterreno fue sorprendido el pasado domingo en un control preventivo instalado por la Policía Municipal en la plaza de San Pablo cuando circulaba algo más que ebrio con una tasa que sextuplicaba casi el límite legal (de 0,25 miligramos por litro de aire espirado). El protagonista arrojó un resultado de 1,42 –el más alto conocido fue de 1,52 en la ciudad (2012) y de 1,58 en carretera en Rueda (2011)–. Eran las 5:35 horas. Esa misma madrugada, esta vez en Zaratán, otro piloto fue cazado con una tasa de 1,23 después de cometer una infracción a la vista de una patrulla de la Guardia Civil.

Las suyas fueron las mayores tasas de un fin de semana en el que se registraron otros cuatro positivos, todos ellos en la capital, y se imputó a tres conductores en carretera por circular sin carné. Estos últimos fueron sorprendidos en Aldeamayor de Martín, San Vicente del Palacio y Renedo -allí el motorista sancionado no solo no tenía permiso de circulación sino que circulaba sin casco-.

Empotrado contra un coche en Batallas

En cuanto al resto de positivos, dos de los conductores se vieron implicados en accidentes y otros dos fueron sorprendidos en controles preventivos (en su caso arrojaron tasas más 'discretas' de 0,61 y 0,50). En cuanto a los primeros, un motorista arrojó una tasa de 0,71 miligramos por litro de aire espirado después de empotrarse contra un coche estacionado en la curva de las calles Alamillos y Pólvora, en Batallas; mientras que el segundo alcanzó los 0,96 después de verse implicado en una colisión por alcance entre dos coches. Los siniestros, en ambos casos, se produjeron en la madrugada del domingo.