Material informático incautado a los estafadores.
Material informático incautado a los estafadores. / Guardia Civil

Detienen a dos empresarios de Valladolid por estafa en una falsa concentración de coches de lujo en Jerez

  • En la operación se han arrestado a trece personas e imputado a otras nueve

La Guardia Civil ha detenido a trece personas, entre ellas dos empresarios de Valladolid, e imputado a otras nueve, dos de ellos palentinos, como presuntos miembros de una red dedicada a estafar a empresas mayoristas de viajes y alojamientos por internet, y que fingió un concentración de coches de lujo en el circuito de Jerez para dar credibilidad a su actividad delictiva. Según informa el instituto armado, la operación Busardo se ha llevado a cabo en Jerez de la Frontera (Cádiz), Valladolid, Arona (Tenerife) y Madrid.

La investigación comenzó en junio del pasado año por parte de los agentes de la Comandancia de Huesca y de la localidad oscense de Barbastro tras las denuncias presentadas por una empresa de reserva de viajes por internet, a la que habían estafado en la contratación de paquetes vacacionales, estancias y vuelos. El pago de estos servicios se hacía con tarjetas de crédito, fundamentalmente de origen alemán, que habían sido sustraídas o clonadas y que sus propietarios habían denunciado.

Dadas las importantes medidas de seguridad de la organización, que utilizaba un entramado de direcciones IP, números de teléfono y servidores, la investigación ha resultado muy laboriosa, informa Efe.

Ya este año se recibieron nuevas denuncias sobre reservas realizadas para Panamá, Barcelona o Tenerife, todas ellas abonadas con esas tarjetas robadas o duplicadas y tramitadas por el mismo mayorista.

El pasado mes de abril, miembros de esta red se trasladaron a Jerez, donde con una documentación falsa inscribieron a una persona en el registro de ciudadanos de la UE. Con ese NIE falso, constituyeron una sociedad mercantil dedicada a la organización de eventos.

Pago falso

La red quería celebrar en Jerez una concentración de vehículos y motocicletas de lujo y clásicos. Para ello, alquilaron una oficina que no ocuparon y contactaron con una quincena de bancos para contratar cuentas de negocios y disponer de TPV (Terminal Punto de Venta) para cobrar a los clientes con tarjetas. Supuestamente, el pago de las suscripciones al falso evento se iba a realizar por este método, ya que la mayoría de los compradores serían extranjeros.

Incluso, llegaron a visitar el circuito de velocidad y realizaron un pre-alquiler para los días 17, 18 y 19 de este mes de julio, contrataron un servicio con una empresa de seguridad para 30 agentes, a la que iban a abonar 12.000 euros, y reservaron en un restaurante comidas y cenas por valor de unos 20.000 euros.

Para dar más credibilidad al evento, la red realizó carteles publicitados del evento, que colgaron en Jerez. En realidad, lo que pretendían, según la Guardia Civil, es que el evento sirviera de tapadera para evitar que se conociera la verdadera estafa.

Así, en contacto con ciberdelincuentes de la red TOR (que se utiliza para hacer anónimas las comunicaciones), éstos accedían a la web profunda o deep web y previo pago de Bitcoins y facilitaban a la organización tarjetas de crédito o débito clonadas y listas de numeración de éstas, mayoritariamente alemanas.

Con las TPV cargaban a esas tarjetas importantes cantidades y adquirían objetos de entre 400 y 900 euros que después vendían por Internet. Entre los detenidos figuran un ingeniero informático y un técnico superior en informática, así como empresarios de Valladolid y Arona.