‘El Cid’ regresa

  • La historia del rodaje en Torrelobatón de la mítica película se convierte en un nuevo filme

  • Concluye el documental ‘Bienvenido Mr. Heston’, que será presentado en la Seminci

«Fueron días de mucho trabajo, en los que participó toda la familia. Mi marido y mis hijos como extras y yo cosiendo banderas para los decorados». Así recuerda la modista jubilada Saturnina Díez, de 98 años, aquellas jornadas del mes de marzo de 1961, en las que el pueblo de Torrelobatón se encontraba inmerso en la vorágine del rodaje de la película ‘El Cid’. Producida por Samuel Bronston, dirigida por Anthony Mann y protagonizada por Charlton Heston y Sofía Loren, narra la vida del héroe castellano Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador. Una superproducción de Hollywood que se ha convertido en un excepcional documento audiovisual de la historia de esta pequeña localidad.

Han pasado 54 años desde aquel gran acontecimiento que revolucionó la vida de este tranquilo municipio. Los lugareños, lejos de olvidar aquellos momentos, siguen recordándolos con todo lujo de detalles y explican orgullosos su participación en la película. Lo hacen ante las cámaras y micrófonos de Pedro Estepa y Elena Ferrándiz, dos jóvenes productores afincados en Madrid, que son los artífices de ‘Bienvenido Mr. Heston’, un largometraje que narra las vivencias de los vecinos, y cuyo título es un guiño a ‘Bienvenido Mr. Marshall’, de Luis García Berlanga.

El documental se encuentra actualmente en fase de postproducción y será presentado en la gran pantalla durante la sesenta edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), que se celebrará del 24 al 31 de octubre.

Pedro Estepa, Elena Ferrándiz y todo su equipo comenzaron las tareas de investigación y producción, en el año 2013. Casi dos años de intenso trabajo, que han servido para recoger las mejores anécdotas y recuerdos de aquellos intensos días de rodaje narrados por los propios protagonistas de la hazaña.

‘Bienvenido Mr. Heston’ cuenta con el testimonio de figuras tan destacadas como el director de arte Gil Parrondo que, a sus 93 años, sigue todavía en activo y tiene en su haber dos premios Oscar y cuatro Goyas. A él se debe que Torrelobatón fuera elegido como lugar para el rodaje. «Me impresionó mucho el castillo, porque su estado y su silueta eran perfectos. Me fui un día solo a verlo e hice unas fotografías que enseñé a Veniero Colasanti y John Moore, los directores artísticos de ‘El Cid’, para que las aprobaran ellos primero. Luego ellos se lo enseñaron al director. Quedaron encantados con la localización que había elegido. La escena se rodó allí y el resultado es una maravilla», explica el decorador.

Valentín Bruña, uno de los lugareños entrevistados.

Valentín Bruña, uno de los lugareños entrevistados.

Otro testimonio valioso para la cinta es el ofrecido por Fraser C. Heston, hijo de Charlton Heston, cuya entrevista fue grabada en su productora en Los Ángeles: «Cuando era pequeño mi padre solía llevarme a las localizaciones. ‘El Cid’ fue rodada cuando yo tenía 5 ó 6 años. El castillo de Torrelobatón es uno de los más bonitos que he visto en mi vida, lo tengo grabado en mi memoria», afirma el hijo del famoso actor.

Los protagonistas

Entre los protagonistas torreños del documental está Luis Luengo, dueño de la antigua gasolinera, cuyos surtidores aquellos días estuvieron más concurridos que nunca. Más de 350 extras participaron en el rodaje de la superproducción de Hollywood, algunos de los cuales desempeñaban importantes cometidos, como Doroteo Bruña, que fue el elegido para llevar las bridas del caballo de Charlton Heston. Y ahí aparece en la cinta, muy metido en su papel.

Otros pasaron también a la posteridad al quedar sus caras retratadas en los cromos que se hicieron con motivo de la película. Algunos de ellos fueron Rafael Alonso, Raimundo del Moral, Teófilo Puerta, Melitón Bueno y Lorenzo Adalia.

Equipo de producción, con Gil Parrondo

Equipo de producción, con Gil Parrondo

Martín San Miguel era uno de los jóvenes estudiantes universitarios que acudieron a Torrelobatón atraídos por la idea de ganar un dinero extra. Presintiendo que aquello que estaba viviendo se iba a convertir en un momento histórico digno de recordar, escondió entre sus vestiduras una cámara de fotos para inmortalizar los mejores momentos del rodaje y de los protagonistas. Gracias a él, hoy se disponen de instantáneas únicas de aquellos días de rodaje.

El hilo conductor del documental ‘Bienvenido Mr. Heston’ es una crónica de El Norte de Castilla de la pluma y firma de Antonio Hernández Higuera, publicada el 23 de abril de 1961. En ella se rememoran las anécdotas y vivencias que acontecieron durante los días de rodaje: quienes participaron, cuánto pagaban, cuánta gente llegó al pueblo y cómo se organizaban. Esta crónica es el eje vertebrador del documental. «En todo momento hemos contado con la ayuda y apoyo de El Norte de Castilla», afirman Pedro Estepa y Elena Ferrándiz.