Patricia Regidor posa ante un incipiente viñedo.
Patricia Regidor posa ante un incipiente viñedo.

Una periodista crea una agencia de comunicación especializada en el vino

  • Patricia Regidor, fundadora de Pintan Copas

Muchos sueñan, pero son pocos los que emprenden sus sueños. Patricia Regidor es una joven periodista de 28 años, que ha buscado la forma de lograr que su sueño se convierta realidad. Ha abierto hace algunos meses su propia agencia de comunicación, Pintan Copas, especializada en sector vinícola.

La redacción de El Norte de Castilla fue su casa durante un largo tiempo. Allí se formó como profesional de la comunicación trabajando en prácticas. Una época de la que guarda bonitos recuerdos, y en la que aprendió a «entender, analizar, evaluar y tener una actitud crítica del mundo que nos rodea», explica. Gran amante de la gastronomía, la cultura y el folclore, descubrió en el mundo del vino un terreno virgen para emprender, «en el que estaba todo por explotar», así que decidió matricularse en el Curso Superior de Sumiller Profesional de la Cámara de Comercio e Industria de Valladolid.

Completó su formación con cursos sobre organización de eventos, protocolo, fotografía, programación y diseño de páginas web, marketing digital y Community Management. En el año 2011 la bodega Belondrade confió en su potencial y la incorporó a su plantilla como Responsable de Comunicación, lo que ha supuesto ser «el reto más importante, intenso y bonito de mi carrera profesional hasta el momento. Les agradeceré eternamente su apoyo y que confiaran en mí, siendo tan joven y sin apenas experiencia», anota esta joven emprendedora.

Afirma, que no se ha convertido en autónoma por la crisis, sino que siempre ha tenido en mente la idea de crear su propia empresa. Desde que tomó la decisión, todo le salió rodado. «El día de mi despedida en Belondrade, fui con mis compañeros a visitar la bodega Menade. Cuando llegué a casa, me esperaba un e-mail de Richard Sanz, enólogo y gerente de esta bodega, ofreciéndome una propuesta de colaboración inmediata. Fue una alegría enorme y me dio muchas fuerzas para empezar mi proyecto con más ganas todavía», recuerda emocionada.

Su día a día

Desde Pintan Copas, Patricia se encarga de realizar las labores propias de un gabinete externo de comunicación, convirtiendo las marcas que representa, en noticia. Ha creado tres áreas de negocio bien diferenciadas, pero complementarias. «Por un lado llevo la comunicación a través de canales más tradicionales, gestionando las relaciones con los medios, envío de notas de prensa, elaboración de dossieres, creación de textos divulgativos y publirreportajes. Por otro lado, me encargo de la comunicación online, a través de redes sociales, newsletters y blogs corporativos. Por último, me responsabilizo de las actividades de enoturismo y eventos», aclara esta joven, quien también cuenta entre sus clientes, con el Consejo Regulador de Toro.

Su filosofía en el trabajo se basa en la colaboración de todo el equipo. «Yo no pretendo tener una agencia muy grande, cuyo trabajo y trato se convierta en algo impersonal. Yo busco la cercanía y la cohesión con los demás miembros del equipo. Es cierto que es un mundo muy de hombres y de personas mayores, me encantaría poder romper con estos estereotipos y rejuvenecer el sector, acercándolo al gran público», afirma.

Como nueva autónoma que es, se está beneficiando de la bonificación en la cuota mensual de la Seguridad Social, y también de la compatibilización de la prestación por desempleo, con el inicio de su actividad por cuenta propia, hasta un máximo de 9 meses. «Se trata de una ayuda que no mucha gente conoce. De hecho, fui la primera en solicitarla en mi oficina de empleo y no sabían muy bien qué gestiones había que realizar. A mí me resulta muy ventajoso, porque hasta septiembre, cuando mi nivel de ingresos sea más elevado, me aseguro un sueldo mensual», expone esta emprendedora. Patricia pudo acogerse a esta opción, por ser autónoma menor de 30 años. Debido a un anteproyecto de ley, aprobado el pasado mes de abril, es posible que la medida se amplíe a todos los desempleados, independientemente de su edad.

«Realmente no he tenido grandes dificultades a la hora de emprender, pero mi mayor miedo, es cuando tenga que pagar la cuota completa de autónomos. Considero que no es justo que una persona como yo, que todavía factura muy poco, tenga que pagar casi 300 euros de cuota. Además de eso, tenemos la retención del IRPF y el pago de IVA trimestralmente. No me extraña que muchos autónomos tengan que echar el cierre ante la imposibilidad de hacer frente a todos esos gastos. Deberían cobrar una cuota mínima que se complementara con un porcentaje sobre la facturación», se lamenta.

Entre sus proyectos de futuro está la contratación de una persona en su equipo. «Muchas veces pienso que es algo muy complicado. Tendría que ganar mucho para poder contratar a alguien. De momento, no puedo permitírmelo», expone esta nueva autónoma, que desde Pintan Copas, pretende hacer lo que mejor sabe: apoyar a pequeñas empresas, a dar a conocer y promocionar sus productos, con seriedad, dedicación y compromiso.