El Norte de Castilla

Una tesis doctoral propone el uso de videoconsolas en las clases de EducaciónFísica

Alumnos de tercero de la ESO del Arca Real, durante la clase de Educación Física con la videoconsola.
Alumnos de tercero de la ESO del Arca Real, durante la clase de Educación Física con la videoconsola. / RICARDO OTAZO
  • Rubén González Capa, profesor del instituto Arca Real, recurre a juegos de la Xbox para motivar a los alumnos

La cosa tiene truco. El triunfo de un espejismo. La ilusión de que en clase se juega a la consola... cuando en realidad se están cubriendo todas las exigencias de la unidad didáctica. El día en el que Rubén Gutiérrez Capa (Burgos, 1975), profesor de Educación Física, se presentó en la sede madrileña de Microsoft para contarles su proyecto, los responsables de la firma de videoconsolas no terminaban de creérselo. ¿Usar nuestros juegos?¿En clase?

Y sí. La propuesta forma parte de su tesis doctoral (en Psicología de la Actividad Física y del Deporte), que está a puntito de presentar en la Universidad de León. Versa sobre innovación docente, sobre el uso de nuevas tecnologías en las clases de EducaciónFísica. Ysus alumnos del instituto Arca Real, en el barrio de Delicias, tienen la suerte de experimentarlo.

«Hasta hace no mucho se educaba al pastoreo», reconoce González Capa. Esas vueltas interminables al gimnasio. Esas carreras sin fin en torno al patio. El profesor lanzaba una orden y todos los alumnos, sin distinción, la obedecían. «Ahora tenemos que facilitar herramientas a los estudiantes para que ellos mismos se organicen, para que afronten retos en las clases y busquen soluciones. Sobre todo hay que apostar por el trabajo en grupo y cooperativo. Ymotivarlos», explica el profesor, mientras de fondo suena una canción de Pitbull. La música sale de unas de las cuatro videoconsolas Xbox instaladas en el pabellón deportivo del Arca Real.Cuentan con un dispositivo llamado Kinect que permite al usuario jugar, a través de unos sensores, sin utilizar el mando. Las órdenes las da el propio jugador con su cuerpo. Yen este juego de lo que se trata es... de bailar.

A estas alturas del curso, los alumnos de Secundaria (de primero a cuarto)están con la unidad dedicada a expresión corporal. Toca coreografías. Osea, bailar. Y hay chavales, con 15, con 16 años, a los que le da un poco de vergüenza. Es así. Al usar la videoconsola, camuflan el baile con el juego. «Esto les ayuda a vencer la timidez. A estar menos pendientes de lo que piensen los demás», indica el profesor.

«Los chicos son más palo. ¡Míralos! ¡Pero si no saben mover la cadera! ¡Les da más corte!», apuntan Alba yMaría mientras sus compañeros de grupo siguen la coreografía que les marca la Xbox por una pantalla de televisión. «Lo pillas con más ganas», reconoce Elías, quien compite en la partida con Aster. Dicen sus compañeros que es una de las que mejor baila de clase. Ya tiene más de 2,5 millones de puntos en el juego de baile. «Es mucho más divertido que el baloncesto o que el fútbol», añade.

«Lo que estamos haciendo estas semanas es trabajar de forma paralela el baile –también con coreografías al margen de la videoconsola– con el fútbol. Ypor equipos.Así, el que es muy bueno en una disciplina, ayuda al resto del grupo», indica el docente, quien ha firmado un acuerdo con Microsoft para la cesión de los equipos que utilizan en clase, en un programa pionero para insertar las nuevas tecnologías en el aula.