Virginia Asensio.
Virginia Asensio. / ICAL

La influencia del Canal de Castilla en Rioseco

  • La investigadora Virginia Asensio presenta su libro 'Un puerto de tierra mar tierra adentro'

La investigadora vallisoletana, Virgina Asensio, ha publicado su obra sobre la influencia del Canal de Castilla en Medina de Rioseco (Valladolid). El libro se ha presentado bajo el título 'Un puerto de tierra mar adentro. El Canal de Castilla en Medina de Rioseco'. Así, tras nueve de años de investigación, Asensio espera que su obra se convierta en una gran referencia entre la literatura dedicada al Canal, como aseguró en declaraciones a Ical.

Esta riosecana de nacimiento y trabajadora en la embarcación Antonio Ulloa, una de las cuatro que actualmente tiene programadas rutas por la construcción del siglo XVIII, ha dividido el libro en dos bloques. El primero corresponde a la historia general del Canal de Castilla. El segundo, el más importante", analiza su llegada a Medina de Rioseco. «Hasta ahora no existían monográficos en poblaciones concretas», revela la autora. De este modo, la investigación comprende todos los aspectos relacionados con la construcción en la ciudad, informa Ical.

Así, gracias a la consulta en los archivos existentes, Asensio relata hechos como la presencia de 1.000 presidiarios en la localidad, llevados allí con la finalidad de que ayudasen a la construcción del Canal de Castilla. Ésta y otras muchas historias son contadas en la obra de 250 páginas, ilustradas por más de un centenar de fotografías históricas y actuales que, según la autora, «permiten que te enamores de nuevo del Canal».

El libro ya se está vendiendo en el Centro de Recepción de Viajeros, en la dársena de Medina de Rioseco. La investigadora todavía no sabe de qué modo se venderá la publicación en las librerías, pero aseguró que la distribuidora «ya ha recibido llamadas de establecimientos interesados en comercializarla».

Con esta publicación, además de conmemorar el X Aniversario del Antonio de Ulloa, se da un paso importante hacia la puesta en valor de un Bien de Interés Cultural, como es el Canal de Castilla, enmarcado dentro del Patrimonio Industrial y del paisaje natural a través de la recuperación de su memoria, su patrimonio escrito y fotográfico.

Según la Diputación, es una publicación fácilmente dirigible a los diferentes sectores de la sociedad ya que, son muchos, los interesados en conocer la historia de esta obra de ingeniería hidráulica, en un momento propicio en el que, desde las diferentes instituciones implicadas, se pone especial interés en la recuperación del Canal de Castilla.

En abril de 2003, la Diputación materializó sus esfuerzos en conseguir que el Canal de Castilla volviese a ser navegable, con la botadura del barco 'Antonio de Ulloa'. Tras más de 40 años cerrado a la navegación, las aguas del Canal volvieron a ser surcadas por una embarcación que parte desde el Canal, en Medina de Rioseco, para recorrer un total de ocho kilómetros, entre el muelle riosecano y la sexta esclusa en Tamariz de Campos.

El Canal de Castilla fue concebido en sus inicios con el objetivo de revitalizar el centro de la Meseta y, en la actualidad vuelve a ser un revulsivo económico de la zona, a través de un uso turístico.