Fomento reformará nueve estaciones y apeaderos de la línea Medina-Salamanca

  • El objetivo es garantizar la circulación de trenes a velocidades de 160 kilómetros por hora

El Ministerio de Fomento reformará seis estaciones y tres apeaderos de la línea convencional Medina del Campo-Salamanca para garantizar la circulación de trenes a velocidades de 160 kilómetros por hora. Las obras, que se llevarán a cabo durante un plazo de tres meses, afectarán al diseño de los andenes. Esta actuación se enmarca dentro del proyecto de mejora de este corredor ferroviario, que permitirá unir el próximo año Madrid y la capital del Tormes en una hora y 86 minutos.

Los trabajos, ya licitados, reformarán las estaciones de Campillo, El Carpio, en Valladolid, y Cantalapiedra, Cantalpino, El Pedroso de la Armuña y Gomecello, en Salamanca. También se acondicionarán los apeaderos vallisoletanos de Fresno el Viejo, y Pitiegua y el de Moriscos, en la provincia salmantina. Las obras cuentan con un presupuesto de 285.851 euros, si bien el presupuesto máximo de licitación se ha fijado en 236.240 euros.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) pretende adaptar los andenes de estaciones y apeaderos a los estándares de las líneas con velocidades de circulación de 160 kilómetros por hora. Su objetivo es ofrecer un “mejor y más fácil” acceso de los viajeros a los trenes en esta línea, que se está electrificando, lo que permitirá la llegada por primera vez a la estación de Salamanca de trenes eléctricos, así como de alta velocidad.

En general, las obras se centrarán la demolición de los andenes que no estén contiguos a las terminales, así como en el ensanchamiento e iluminación del resto. También se levantarán los pasos entre andenes. En concreto, Adif transformará en apeadero la estación de El Pedro de la Armuña al anular la vía 3, ampliando el andén pegado al edificio de viajeros. Sin embargo, en El Carpio y Cantalapiedra se respetarán todos los andenes, manteniendo su distribución actual.

Electrificación

La electrificación de la vía Medina-Salamanca, un compromiso adquirido en el marco de la XXV Cumbre Luso-Española, supondrá una inversión de 49 millones y recibirá 5,4 millones de las ayudas RTE-T (Redes Transeuropeas del Transporte), para el periodo 2007-2013. La intervención se lleva a cabo en un tramo de 76,9 kilómetros, con una inversión de 9,8 millones en los elementos de eletrificación; 10,5 millones en la seguridad; 11,4, en los cambiadores de ancho y 17,3, en las subestaciones.

El PAET de Medina, que albergará la nueva estación, permitirá también la bifurcación de trenes hacia Salamanca, procedentes de Madrid, tras circular por la línea de Alta Velocidad Valladolid-Segovia-Madrid. En este tramo los trenes podrán alcanzar los 300 kilómetros por hora, si bien la vía está habilitada para alcanzar los 350. A partir de este punto, reducirán su velocidad hasta los 155 kilómetros, reduciendo en una hora y 12 minutos los tiempos de viaje entre Salamanca y Madrid.

Los intercambiadores se instalarán a la altura de la carretera que une Medina y El Campillo. Toda la línea convencional se electrificará a corriente alterna, lo que obligará a adecuar los sistemas ASFA de control de tráfico y el cableado, así como a construir una nueva subestación eléctrica de tracción y a nivelar las traviesas y carriles para garantizar la seguridad.

Presupuesto

En mayo de 2013, el Consejo de Administración de Adif aprobó la adjudicación del contrato de electrificación del tramo Medina del Campo-Salamanca, inscrito en la línea férrea de ancho convencional Medina del Campo-Fuentes de Oñoro, por importe de 24,58 millones. Como complemento a esta actuación, en octubre, se contrataron las obras de construcción de una subestación eléctrica de tracción, así como de cuatro centros de autotransformación asociados, para suministrar energía a la línea.

Este contrato, cuyo presupuesto asciende a 13,58 millones, incluye la ejecución de las obras y posterior mantenimiento de la subestación eléctrica de Pitiegua (Salamanca), así como sus correspondientes centros de autotransformación. Además, el Ministerio ha estimado que serán necesarios más de 80 millones para electrificar el resto de la línea hasta Fuentes de Oñoro, en la frontera portuguesa.

Enlace

El enlace, que se ubica en los términos municipales vallisoletanos de Medina del Campo y Campillo, está formado por una plataforma de doble vía de 3,5 kilómetros y dos ramales de vía única (de 2,5 y 3,3 kilómetros) en que ésta se bifurca, a la altura del PAET donde se construirá la futura estación de alta velocidad de Medina del Campo. Para cada uno de los ramales es necesario la ejecución de un nuevo paso superior en el cruce del Camino de los Tuertos, así como otro en el cruce con el arroyo de La Golosa.

El cruce con la carretera VP-8903, ya finalizado, se realiza por uno de los vanos previstos en la estructura diseñada en el proyecto de la línea Madrid-Galicia

Temas