IU denuncia que Arturo Eyries no cuenta con trabajadora social

  • Afirma que el Ayuntamiento no cubre una baja por maternidad

El Grupo Municipal de Izquierda Unida denuncia la situación de irregularidad que está viviendo el CEAS Casa Cuna, en el barrio de Arturo Eyries, provocada por la ausencia de la trabajadora social desde finales del mes de enero. Esta ausencia se debe a una baja por maternidad de la trabajadora, «lo que indica que es una situación que debería haber estado perfectamente prevista por la Concejalía de Familia y Bienestar Social. Sin embargo, esta baja apenas se cubrió durante unos días del mes de febrero, en los que se destinó al CEAS de Casa Cuna a una de las trabajadoras que el Ayuntamiento contrata, de forma temporal, para apoyar las gestiones derivadas de la Ley de Dependencia. Por tanto, este parche temporal supuso desatender otra de las importantes tareas que debe cubrir el área de acción social del Ayuntamiento», denuncia la formación política.

Izquierda Unida entiende que «no es de recibo que en un momento crítico para la situación social y económica para miles de personas en Valladolid, haya barrios que no cuenten con una figura de la trascendencia del trabajador social. Es importante recordar que la trabajadora social de Arturo Eyríes atendía, al igual que se hace en otros CEAS de la ciudad, a personas en situación de desempleo, de dependencia, en situación o en riesgo de pobreza, a personas afectadas por desahucios o a mujeres víctimas de violencia de género, entre otras situaciones de enorme importancia». IU quiere destacar que el trabajador/a social es la vía de entrada a los servicios sociales de la ciudad, «ya que es una figura imprescindible para que se pueda gestionar cualquier tipo de ayuda social, así como para la realización de informes que orienten el trabajo que ha de hacerse para mejorar las diferentes situaciones problemáticas que viven miles de ciudadanos en Valladolid».

IU denuncia, igualmente, que la única solución que el Ayuntamiento ha puesto en marcha para paliar la situación de necesidad de Arturo Eyríes «es el apoyo de alguna trabajadora del CEAS de Parquesol». Así, añaden, «nuevamente nos encontramos, por tanto, con un parche que en poco viene a solucionar la situación del CEAS de Casa Cuna, mientras pone en dificultades la adecuada atención en el barrio de Parquesol».

Izquierda Unida entiende que el Ayuntamiento no debe buscar el ahorro económico gracias a no cubrir las bajas del personal. «Es evidente que los servicios sociales necesitan, ahora más que nunca, un refuerzo notable. Una ciudad en la que el número de personas pobres o en riesgo de pobreza alcanza las 85.000, no puede permitirse el lujo de relajar ni un solo instante la atención que se presta en los CEAS».