elnortedecastilla.es
Miércoles, 22 octubre 2014
cubierto
Hoy 4 / 11 || Mañana 4 / 9 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
La crisis deja sin empleo a 8.836 extranjeros afincados en Castilla y León

ECONOMÍA

La crisis deja sin empleo a 8.836 extranjeros afincados en Castilla y León

El 6,5% de los cotizantes a la Seguridad Social en la región son de fuera, frente al 10,4% de la media nacional

07.11.11 - 00:55 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Los trabajadores extranjeros también están notando en carne propia los efectos de la crisis económica. En el último año, la Seguridad Social ha perdido casi 48.000 afiliados de otros países. Actualmente, de los 17,43 millones de trabajadores dados de alta en España, 1,83 millones son extranjeros, lo que representa un porcentaje del 10,4%.
En el caso de Castilla y León, el porcentaje de los trabajadores extranjeros inscritos en la Seguridad Social frente al total es mucho más bajo, situándose en el 6,5%. La región ocupa es la número once en el ránking de comunidades con más empleados foráneos, incluso por detrás de regiones con menos habitantes. A finales de agosto, la región contaba con 60.083 empleados extranjeros para un total de 917.659 trabajadores dados de alta en total.
Desde el comienzo de la crisis económica en los primeros meses del 2008, el número de trabajadores extranjeros dados de alta en Castilla y León ha caído en 8.836. Si en el año 2008 se alcanzaba el récord histórico de inmigrantes trabajando en la región con 68.959 personas, actualmente su número apenas supera los 60.000.
La gran mayoría de los extranjeros que trabajan en Castilla y León lo hace en el régimen general, algo más de 40.000, seguido de los de la rama agraria, con casi 7.500 y los autónomos con 5.800. El 42% de los trabajadores de actividades agrícolas y ganaderas en la región son ya extranjeros, lo que destaca el empuje de la inmigración en el sector agrario regional como mano de obra. A nivel nacional, los trabajadores extranjeros en España procede sobre todo de Rumania, Marruecos, Ecuador y Colombia, con un creciente protagonismo de los chinos.
Los trabajadores extranjeros dados de alta en la Seguridad Social tienen menos protagonismo en Castilla y León que la media española, por más que la presencia de población inmigrante sea destacada en algunas grandes ciudades y comarcas rurales de la región. Según los últimos datos del Ministerio de Trabajo, a finales del mes de agosto, los trabajadores extranjeros suponían el 10,4% del total de personas dadas de alta en la Seguridad Social española. Para un total de 17,43 millones de inscritos, los extranjeros suman 1,83 millones. Destacan sobre todo los caso de Cataluña, donde alcanzan la cifra de 418.268; la Comunidad de Madrid, con 384.653; Andalucía, con 205.013, y la Comunidad Valenciana, con 193.895 trabajadores foráneos. Entre estas cuatro comunidades autónomas suman ya el 66% de los trabajadores extranjeros residentes en España. En el caso de Castilla y León, la cifra alcanza los 60.083 para un total de 917.659 trabajadores dados de alta.
Sectores. Por ramas de actividad, la región cuenta con 40.221 trabajadores en el régimen general, la más numerosa en España. En segundo lugar, destaca el fuerte peso de la mano de obra extranjera en la rama agraria regional, donde ya suman 7.469 personas, el 42% del total de esta rama. En tercer lugar se sitúan los autónomos con 5.796, lo que supone sólo el 2,7% del total regional de esta sector. Mientras, las empleadas de hogar extranjeras dadas de alta alcanzan la cifra de 6.378 mujeres. Otros 219 extranjeros trabajan en las minas de la región.
Hostelería y agricultura. España cuenta actualmente con 1,2 millones de trabajadores dado de alta en el régimen general, de los que 307.0000 están trabajando en la hostelería, 224.000 en la rama agraria, 208.000 dados de alta como autónomos y más de 183.000 empleadas de hogar dadas de alta. Uno de los sectores 'estrella' del empleo para inmigrantes, la construcción, ha visto como tras la crisis del ladrillo, sólo 42.000 extranjeros están dados de alta en el mismo. Del total de extranjeros afiliados a la Seguridad Social española, 674.813 procedían de la Unión Europea y 1.155.234 de otros países, sobre todo de Marruecos, China y de Latinoamérica. Por países, destaca el fuerte peso de Rumanía (292.521), Marruecos (204.796), Ecuador (144.106) y Colombia (104.940). En cuanto al género, 1.010.782 eran hombres y 819.265, mujeres.
Caída de la afiliación. Desde el comienzo de la crisis económica en los primeros meses del 2008, el número de trabajadores extranjeros dados de alta en la región ha caído en 8.836. Si en el año 2008 se alcanzaba el récord histórico de inmigrantes trabajando en la región con 68.959 personas, actualmente su número casi no supera los 60.000. Según datos del Ministerio de Trabajo e Inmigración, en la última década, desde el 2001, el número de inmigrantes que han llegado para trabajar a Castilla y León ha superado los 50.000. En el año 2001 sólo había 12.614 extranjeros dados de alta en la Seguridad Social de la región. El gran salto se dio en los años 2004 y 2005 cuando llegaron cerca de 30.000 nuevos trabajadores inmigrantes
El número medio de afiliados a la Seguridad Social en el mes de septiembre de 2011 alcanzó la cifra de 917.659 en Castilla y León, el 1,43% menos que en el mismo mes del año anterior. Por provincias, la afiliación fue la siguiente: Ávila (54.376), Burgos (147.520), León (165.654), Palencia (64.912), Salamanca (118.454), Segovia (59.773), Soria (38.776), Valladolid (206.190) y Zamora (62.004). En el último año, 13.336 personas se han dado de baja en la Seguridad Social en la comunidad autónoma. Del total de afiliados a la Seguridad Social en Castilla y León, 680.097 lo están en el régimen general, 206.449 como autónomos, 17.576 en la rama agraria, 11.480 empleadas del hogar y 2.058 en la minería del carbón.
Remesas. La crisis económica no solo se ha dejado notar en el empleo de los inmigrantes sino también en los envíos de dinero o remesas hacia sus países de origen. Según los últimos datos del Banco de España, en los tres últimos años, los trabajadores extranjeros han enviado casi 1.250 millones de euros menos al año. El récord histórico de remesas se alcanzó en el año 2007, justo antes del estallido de la crisis inmobiliaria, al llegar a 8.449 millones de euros. Un año más tarde, los envíos bajaron hasta 7.948 millones para descender en 2009 hasta 7.213 millones. El pasado año las remesas volvieron a bajar hasta los 7.199 millones de euros. Aunque los datos del primer trimestre del 2011, en el que se han enviado 1.846 millones de euros, el 17% más que en el mismo periodo del año anterior, muestran un repunte de las remesas, se debe sobre todo al aumento de los envíos por parte de los trabajadores chinos, paraguayos y rumanos, frente a la caída de los envíos de los ecuatorianos, africanos y bolivianos.
Países. En los dos últimos años, los envíos de remesas hacia China han crecido el 260%, según datos del portal Remesas.org. El principal emisor de remesas hacia su país es el del colectivo de empleados colombianos, que enviaron 1.286 millones de euros el pasado año, seguido de Ecuador, con 920 millones de euros, y Bolivia con 611 millones. La mitad del dinero enviado por los inmigrantes que trabajan en España tiene como destino el continente americano, mientras, los rumanos que trabajan en España envían cada año unos 381 millones de euros. También destaca el caso de Paraguay con 323 millones de euros.
En Tuenti
La crisis deja sin empleo a 8.836 extranjeros afincados en Castilla y León

Un grupo de personas hace cola a la puerta de una oficina de empleo en Madrid. :: SUSANA VERA-REUTERS

La crisis deja sin empleo a 8.836 extranjeros afincados en Castilla y León
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.