elnortedecastilla.es
Miércoles, 22 octubre 2014
llovizna
Hoy 10 / 15 || Mañana 9 / 13 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Dos barcazas turísticas surcarán el Canal de Castilla desde la dársena de La Victoria

PROYECTO DE REMODELACIÓN DEL CANAL DE CASTILLA

Dos barcazas turísticas surcarán el Canal de Castilla desde la dársena de La Victoria

El inicio de las obras de remodelación del conjunto está previsto para comienzos de 2012

20.09.11 - 00:06 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Las obras de remodelación del entorno de la dársena del Canal de Castilla, uno de los conjuntos históricos más desconocidos de la ciudad, deberían comenzar por fin a principios de 2012 después de tres años de idas y venidas del proyecto a costa de las «restricciones presupuestarias». Así lo anunció ayer el secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, después de concretar que la primera fase de los trabajos, que cuentan con una inversión de 12 millones de euros, se licitará antes de noviembre. Eso permitirá, si no surgen nuevos contratiempos, que los obreros comiencen las tareas de limpieza y restauración antes de la primavera del próximo ejercicio.
La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), propietaria de los terrenos y a cuyos presupuestos se cargará el proyecto, trabaja en paralelo con distintos astilleros para encargar la recreación de dos barcazas con el fin de que «en un futuro próximo» puedan navegar por el canal como principal «reclamo turístico» del conjunto museístico que surgirá al final de la tercera fase. El buque insignia del proyecto, al margen de las propias atracciones fluviales, será un museo del agua y un centro de interpretación enclavado en dos de los inmuebles catalogados que aún hoy siguen en uso.
El ambicioso plan de recuperación, cuyo proyecto se aprobó en junio de 2008 -luego vinieron un sinfín de aplazamientos hasta llegar a hoy-, contempla una primera fase de 2 millones de euros en la que se vaciará por completo la dársena situada al borde de la avenida de Gijón y en paralelo al primer tramo de la carretera de Fuensaldaña, en La Victoria. «La idea es limpiar el fondo y restaurar las piedras de sillería», resume el presidente de la CHD, Antonio Gato. Después está previsto descubrir el antiguo dique seco -hoy tapado- situado frente a los talleres y la vieja fragua, aún en uso. Este último edificio será el primero en ser rehabilitado con la intención de que albergue parte del centro de interpretación, que se completará a lo largo de la segunda fase -7 millones- en unos plazos que el propio Puxeu no se atrevió a concretar durante su visita de ayer.
Limitaciones presupuestarias
La licitación de este segundo tramo del proyecto debería estar lista a lo largo de 2012 para encadenar los trabajos con el fin de la primera -el plazo de ejecución será de doce meses-. Y ahí llegará la restauración de los talleres, donde continuará el futuro museo; el edificio de carga, donde se reconstruirá su antigua marquesina -albergará una cafetería y una tienda-; el inmueble de entrada a la dársena -centro de recepción de visitantes-; y la actual biblioteca -que se ampliará-. Eso además de recuperar los antiguos almacenes que jalonan la calle que discurre en paralelo al canal.
«La idea es recrear un gran puerto fluvial para explotar su uso no solo turístico sino también cultural, ya que pretendemos ceder después algunos de estos espacios a grupos culturales y colectivos vecinales que ya se han interesado por estas naves», resume Antonio Gato.
Una tercera fase contempla la urbanización del entorno, con el fin de integrarlo más en la ciudad -hoy la calle del Canal que recorre este espacio es un callejón sin salida-, con la construcción de jardines y espacios deportivos para conectar así el tramo que discurre por La Victoria con el barrio de Puente Jardín.
Los continuos retrasos en la puesta en marcha de la rehabilitación de este Bien de Interés Cultural (BIC) los justificó el secretario de Estado «en las limitaciones presupuestarias» que llevaron al ministerio que representa y a la CHD a «dar prioridad a otros proyectos». Puxeu, eso sí, garantizó que actuaciones como la de la dársena se llevarán a cabo con cargo a los presupuestos de la Confederación «porque estas obras tienen un doble efecto de recuperación histórica y de desarrollo económico, que es muy necesario para la ciudad, a través del turismo fluvial». No quiso dar, sin embargo, plazos concretos.
Cofinanciación necesaria
Pero la puesta en servicio del futuro 'puerto fluvial', está claro, no será una realidad antes de un mínimo de tres años a tenor de los plazos de la primera fase. «Vamos a tirar con fondos propios hasta donde lleguemos, pero es evidente que todo dependerá de la cofinanciación de la Junta y el Ayuntamiento», augura el presidente de la Confederación.
El organismo, de momento, trabaja ya en la búsqueda de esas dos barcazas que deberían servir de revulsivo turístico para el complejo. Una estaría situada en el puerto seco y la otra serviría para el transporte de pasajeros -ambas podrían navegar-. Para ello se sustituirá la actual pasarela de hormigón que conecta la calle Canal con La Victoria por otra «más alta y más moderna».
El canal construido durante la segunda mitad del siglo XVIII, y en desuso desde hace más de cien años, recuperaría así parte del fin para el que se construyeron sus 207 kilómetros, como era el transporte de barcazas con cereal -hoy turistas-.
Los vecinos, por su parte, se felicitan por el próximo inicio de las obras y piden una rehabilitación completa del canal, señalaron fuentes de la asociación Los Comuneros.
En Tuenti
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.