elnortedecastilla.es
Miércoles, 22 octubre 2014
nuboso
Hoy 12 / 23 || Mañana 15 / 24 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Energía renovable y asequible

ECONOMÍA

Energía renovable y asequible

Trece empresas ultiman un proyecto de investigación en Béjar para producir paneles solares más baratos, más eficientes y para que puedan ser usados como elemento de construcción

02.09.11 - 00:36 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La localidad salmantina de Béjar reivindica su papel en el campo de la energía solar. Y lo hace con un Cenit Aton bajo el brazo, el proyecto que lidera la empresa Unisolar y que permitirá mejorar la tecnología de los paneles fotovoltaicos de capa fina.
Este proyecto de investigación, en el que están implicadas otras 12 empresas del sector y la Universidad de Salamanca, cuenta con el apoyo del Ministerio de Ciencia e Innovación y, tal y como reconoce el director de Unisolar, Francisco Maestre, «si no existiera este proyecto estaríamos hablando de una investigación muy básica porque o hay mucho dinero o no se puede hacer».
Ellos de momento, lo están haciendo. Se encuentran a la mitad del proyecto y «vamos cumpliendo los objetivos moderadamente bien», dice Maestre. Dentro de un año y medio, que es cuando concluirá el Cenit Aton, «tendremos que ser capaces de producir paneles fotovoltaicos a precios más competitivos, con mayor eficiencia y enfocados a que sean como un material más de construcción». Y este planteamiento se traduce en que esa «capa fina» tendrá el mismo papel que hasta ahora han tenido en la fachada de un edificio la piedra o el ladrillo.
A pesar de que «todavía no se ha llegado al tope de rentabilidad», en muy poco tiempo, unos 30 años, la tecnología fotovoltaica ha cambiado de manera sustancial. Primero, se trataba de llegar a aquellos lugares donde no existía cabida para los tendidos eléctricos; después, llegó el furor de los huertos solares y la posterior caída en la venta de paneles a la par que la prima por la producción; y, finalmente, se abrió otro campo que es el de la construcción y el autoconsumo. «Estamos muy cerca de que con paneles seamos rentables al mismo precio al que la compañía eléctrica nos cobra la electricidad», afirma Francisco Maestre.
En este sentido, Unisolar busca ese panel que se integre y sustituya a otros elementos tradicionales de construcción, algo que al parecer, «somos los únicos en el mundo que lo hacemos con diseño».
Esta línea tan propia va por la senda de integrar el vidrio fotovoltaico en edificios modernos, algo que posibilitará que pase la luz, produzca electricidad y tenga los mismos aislamientos y seguridad que los elementos habituales. Algo igualmente aplicable a la rehabilitación de inmuebles.
De hecho, «ya lo estamos haciendo» y la marca de la casa estuvo en la Expo 2010 de China, con atrios de pabellones; en el mercado de San Antón de Madrid, cuya cubierta es fotovoltaica o en el edifico que unos importantes laboratorios farmacéuticos construyen en Granada.
A día de hoy, a la fábrica Unisolar de Béjar la sustenta el mercado exterior. Su marca en otros países es Soliker. En palabras de Francisco Maestre, «el 70% de la producción va al mercado extranjero, si no hubiéramos salido, no sé si seguiríamos funcionando como fábrica».
El mayor lamento del director de Unisolar es que en España «la legislación es demasiado lenta, hay demasiada burocracia», algo que en países como Alemania ya está muy superado y permite que sean punteros en este mercado. Eso sí, «en tecnología, España es de los primeros en el mundo. En los paneles translúcidos de capa fina somos pioneros a nivel mundial y podemos competir con quien sea», añade Francisco Maestre, quién matiza también que «si es en calidad, podemos competir en precio y en España, incluso, mejorarlo». Lo que tiene claro el director de Unisolar es que «nosotros no vamos a bajar la calidad» al tiempo que se pregunta en voz alta, qué pasará con todo ese producto que entra en España de mala calidad.
La lista de los países a los que distribuye la fábrica bejarana es larga pero en ella se incluyen El Salvador, Brasil, Chile, Camerún Angola o Pakistán. En Unisolar trabajan en la actualidad 70 personas «aunque nos cuesta mantenernos, pero aguantamos», sonríe Maestre.
Después de años de investigación y trabajo, Unisolar saldrá reforzada. Y no solo porque conseguirá mayor eficiencia en la transformación de luz en electricidad con menor coste, sino porque también habrá diseñado procesos diferentes que incluyen el diseño de máquinas.
«Ahora son máquinas de Estados Unidos y queremos diseñar nuestras máquinas e incluso venderlas», confirma. En cualquier caso su recomendación es clara: «animo a la gente a que ponga fotovoltaica porque tiene futuro y llegará a unos niveles insospechados».
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Energía renovable y asequible

Francisco Maestre, director de Unisolar, junto a paneles para ventanas. :: S, G. R

El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.