elnortedecastilla.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 0 / 7 || Mañana -2 / 7 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Michelin no encuentra mujeres para cubrir puestos en el taller

ECONOMÍA

Michelin no encuentra mujeres para cubrir puestos en el taller

La empresa busca empleadas con estudios de Formación Profesional de tipo técnico

18.04.11 - 01:05 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Si es usted mujer y cuenta con estudios de Formación Profesional de grado 2 en mecánica, electrónica, maquinaria, automatismos y similares está de enhorabuena. Si termina sus estudios de FP2 en estas especialidades a lo largo de este año también tiene posibilidades de encontrar trabajo. Michelin contratará a lo largo de 2001 en Valladolid a 150 personas para atender las necesidades crecientes de sus talleres de fabricación de neumáticos y de tratamiento de materias primas y espera que al menos el 40% de esa cifra, es decir 62 de los nuevos incorporados, sean mujeres. El problema es que la multinacional instalada en Valladolid y también en Aranda de Duero, apenas encuentra demandantes de empleo femenino que se adapten a este perfil.
Michelin ha crecido en empleo durante el año 2010. Las peticiones de pedidos tanto en neumáticos de automóvil de gama alta que se fabrican en Valladolid, como de camión para Europa aumentan y a lo largo del pasado ejercicio se incorporaron 120 trabajadores a la plantilla del personal de fabricación de la fábrica vallisoletana, situada al norte de la ciudad. «De esa cifra, el 38% fueron mujeres, lo que significa que se incorporaron 46 empleadas en el nivel de fabricación», explica la directora de Recursos Humanos de Michelin en Valladolid, Pilar Yeves. De forma que los 74 contratados restantes, el 62%, fueron hombres. «Este año hemos contratado hasta ahora a 80 personas más, pero a final de año la cifra rondará las 150 personas», precisa el director de la fábrica vallisoletana, Mariano Arconada. «A nosotros nos gustaría mantener los porcentajes de contratación del año pasado, es decir, en torno a un 40% de mujeres para los puestos de fabricación, en los talleres, pero nos va a resultar difícil», apunta Yeves. «No tenemos suficientes currículos en los que se destaque una cualificación en Formación Profesional en titulaciones de carácter técnico», aclara la responsable del área de personal. Lo demuestran los datos: A lo largo del año 2010 Michelin recibió 2.521 currículos de hombres y 927 de mujeres. «Se trata de currículos que nos llegan de manera espontánea y que nosotros siempre revisamos e incorporamos a nuestra base de datos», comenta Arconada. De esta forma, acumulados desde el año 2006, la empresa cuenta con una base de 12.330 currículos de demandantes de un puesto de trabajo en esta compañía. «De los efectos de la crisis da cuenta el hecho de que este año, en los cuatro primeros meses del año hemos recibido 2.146 currículos de hombres y 598 de mujeres, lo que significa que a este ritmo serán muchos más que el año pasado», añadió.
Puestos menos pesados
El problema es que la mayor parte de las demandantes de un puesto de trabajo no se adaptan al perfil que selecciona la empresa para sus talleres. «No queremos hacer talleres de mujeres y talleres de hombres. Michelin ha hecho un importante esfuerzo para adaptar los puestos de taller, se ha calculado en cada uno de ellos la carga ergonómica, es decir, el esfuerzo físico que se requiere, la repetitividad del trabajo y la fatiga intelectual que ocasiona. El trabajo ha diseñado una cartografía ergonómica de cada puesto y ha reducido esta carga para que todos los puestos tengan una carga razonable, de manera que no es que estén adaptados a las mujeres, se adaptan a que cualquier persona pueda ocuparlos», puntualiza el director de la fábrica.
En la zona media
«Lo lógico es que, con independencia del sexo, hombres y mujeres trabajen en las mismas condiciones físicas y salariales», agrega Arconada. De momento no se ha logrado esa igualdad, aunque las cifras han variado en pocos años. En el año 2008 Michelin empleaba en Valladolid a 37 mujeres, el 2,8% de su plantilla y de ellas la mayor parte, 33, trabajaba en las áreas administrativas. Solo cuatro empleadas ocupaban puestos en el taller de fabricación. En abril de este año, los datos han evolucionado. El número de empleadas en las zonas industriales (88) supera al de la zona administrativa (61) y en conjunto suponen el 9,3% de la nómina en Valladolid. «Las fábricas de Michelin de Rusia, Polonia, Hungría o Rumanía tienen porcentajes más elevados, consecuencia de su cultura, pero lo cierto es que esta fábrica se encuentra en estos momentos en unos porcentajes que están por delante de fábricas como Italia», informa el director.
Reflejo de la diversidad
«Queremos que los talleres sean un reflejo de la diversidad de la sociedad donde está implantada la fábrica, un mosaico de la realidad», apostilla Arconada.
«El problema es que nos llegan muchos currículos, pero sin la preparación que necesitamos. Queremos que los empleados de Michelin puedan evolucionar después de su contratación, que lleguen a ser portavoces de sus líneas, jefes de equipo...», dice la jefa de personal. El problema se centra en el área industrial, porque en niveles de estudio superiores, como los de ingeniería, «existe igualdad desde hace muchos años», matiza Arconada. Por el momento, seguirán las pruebas: «Llamamos a muchas mujeres para hacer pruebas, las que cumplen son menos», concluye Yeves.
En Tuenti
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.