elnortedecastilla.es
Jueves, 2 octubre 2014
sol
Hoy 12 / 26 || Mañana 11 / 25 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Falta de valores en la política

ARTÍCULOS

Falta de valores en la política

«De valores saben poco muchos políticos, posiblemente porque no trabajan por vocación y compromiso con los ciudadanos, porque no actúan con responsabilidad social; lo hacen desde una visión ideológica y partidista»

16.08.10 - 00:56 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Es en los momentos complejos y difíciles cuando más se necesitan líderes políticos que ejerzan su función con la máxima responsabilidad. Recordaremos cómo el mundo occidental comenzó una época de espectacular progreso posteriormente a la Segunda Guerra Mundial, gracias al liderazgo de políticos como Roosevelt, Truman, Churchill, Adenauer o De Gaulle. Independientemente de su signo político, tenían el reconocimiento de gran parte de los ciudadanos del mundo, al encarnar una serie de valores necesarios en aquel tiempo, como el coraje, el sacrificio o el esfuerzo que permitieron superar con rapidez una dura crisis de posguerra.
En España, a otro nivel, podemos recordar los momentos de la Transición. Una serie de líderes políticos de distinto signo, encabezados por Adolfo Suárez, tuvieron el acierto de responder a los intereses del país mostrando valores como la tolerancia, el respeto o la solidaridad, que permitieron en general, e independientemente de la ideología de cada uno, tener de todos ellos una imagen aceptable de sus personas y vencer las enormes dificultades que se presentaban.
Hoy esto se ha perdido. Cuando más necesitamos el liderazgo político en el país, en las autonomías o en los ayuntamientos para salir de la crisis, nos encontramos que, según las encuestas, los ciudadanos situamos a nuestros representantes al mismo nivel de preocupación que el terrorismo o la crisis. Esta pérdida de confianza y de imagen no es fruto del azar, tiene nombres propios. Se debe a los comportamientos que muchos políticos han mostrado con sus representados.
Es cierto que todos los representantes han sido elegidos en las urnas. Pero un dirigente que solo se apoya en el valor del voto sin llegar a ser reconocido por el valor de sus comportamientos y sus decisiones no está capacitado para ejercer el cargo. Se ampara en una gran mayoría de ciudadanos que en España votamos por ser fieles a una ideología, y no por los valores que encarnan los candidatos. Así se explica que políticos denunciados ante la justicia por falta de honradez sigan contando con mayoría de votantes. Esto es un gran fallo en nuestra sociedad española, la escasa importancia que damos a los valores y a los comportamientos como códigos de conducta. Cualquier organización, para que funcione y progrese, necesita apoyarse en valores y en estos momentos no se transmiten desde los poderes públicos.
¿Cómo se va a transmitir el valor de sacrificio o abnegación a los funcionarios o pensionistas cuando vemos signos de malgastar los recursos en la Administración por decisiones incorrectas? No podemos transmitir solidaridad, equidad o igualdad si vemos que la crisis o el paro no llegan a todos ¿Cuántos hijos de políticos, parlamentarios nacionales o consejeros regionales, alcaldes o concejales de capitales están en el paro? ¿Cuántas familias de políticos tienen a sus ancianos sin aplicar la Ley de Dependencia o sin residencia? Si en España algunos responsables políticos, fundamentalmente en los ayuntamientos, y en torno al mundo de la construcción han estafado más de 4.100 millones de euros (con sentencia o sumario abierto) en los últimos años, ¿cómo pueden esperar integridad en nuestros actos?
Los pilares de una sociedad, de una nación o municipio se sustentan en los valores que tienen. Son y cumplen el mismo papel que los muros de una casa. Si estos no son buenos, cuando viene el mal tiempo aparece el riesgo de deteriorarse muy fácilmente y el coste de reparación es muy elevado. Los valores se adquieren y aprenden en gran parte a través de los comportamientos que vemos los ciudadanos en nuestros dirigentes.
No podemos pedir a la escuela que eduque en valores y por otro lado presenciar descalificaciones o insultos entre los políticos. Cuando decimos que los jóvenes no se esfuerzan, o que quieren ganar dinero fácil y gastar, no son inventos de ellos. Son aprendizajes que han tomado del mundo real, que está lleno de actos de corrupción y derroche.
Muchos de estos comportamientos de la clase política no tienen que ver directamente con la economía. La intransigencia, la soberbia, la falta de respeto hacia el adversario son otras formas de actuar entre los políticos y de estos comportamientos sabemos mucho los ciudadanos. Hoy tenemos tendencia a no discutir de política entre los amigos o compañeros porque actuamos con la misma radicalidad que lo hacen nuestros representantes y deterioramos la relación con aquellos con los que nos unen vínculos de amistad.
No solo son conductas nocivas para la sociedad las realizadas por los políticos y sancionadas por la justicia. Hay muchas otras a diario que resultan ser declaraciones 'graciosas y gratuitas', que corroen poco a poco los buenos valores. Son gestos propios parecidos a los programas de prensa rosa que tanto nos gustan a los españoles y que forman parte de nuestra educación.
Una sociedad que pierde valores presenta un déficit social importante y significa un mal clima entre los ciudadanos, una perdida de eficacia en la gestión de la crisis y conflictos entre diferentes colectivos.
Pienso que de este tema de valores saben poco muchos políticos, posiblemente porque no trabajan por vocación y compromiso con los ciudadanos, de atender sus expectativas, porque nunca se han propuesto llegar a ser líderes, porque no actúan con responsabilidad social, lo hacen desde una visión ideológica y partidista de atender a su círculo de personas cercanas y derrotar al contrario para perpetuarse en el poder.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Falta de valores en la política

:: JOSÉ IBARROLA

Videos de Consejo de Gobierno
más videos [+]
Consejo de Gobierno
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.