elnortedecastilla.es
Miércoles, 22 octubre 2014
tormenta
Hoy 8 / 20 || Mañana 7 / 20 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«Me gusta provocar, decir con imágenes cosas distintas al texto»

Istvansch | Ilustrador

«Me gusta provocar, decir con imágenes cosas distintas al texto»

El artista argentino lamenta que el mercado editorial mundial privilegie la cantidad frente a la calidad

05.08.10 - 00:47 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Tijeras, papeles de colores y muchos cuentos ocupan la mesa de trabajo de Istvansch (Madrid, 1968). Entre los títulos, 'El hombre más peludo del mundo' y es inevitable volver la mirada a lo que asoma por el cuello y las mangas de la camiseta del ilustrador. Superlativo exagerado. «No soy inocente y mis ilustraciones tampoco», afirma quien pide para la imagen la misma polisemia que para el texto. «Estamos acostumbrados a ver en la narración diferentes lecturas, pero en la ilustración, en absoluto. Me gusta provocar desde ahí, llevarme la contraria, incluso decir cosas distintas con las palabras que con la ilustración de un álbum».
Madrileño de nacimiento y argentino desde la infancia, Istvansch es un autodidacta que da clases sobre ilustración. Imparte el taller 'Gimnasia para la mirada' en el Ilustratour que se celebra en el Patio Herreriano. «Siempre me ha gustado enseñar, investigar y pensar sobre la imagen», dice el firmante del libro teórico 'La otra lectura. La ilustración en los libros para niños' y quien prepara una historia de la ilustración latinoamericana. «En los códices mayas hay dibujos que aunque no eran para chicos apuntan mensajes».
Le gustan lo que llama el libro-objeto y saca unas particulares cintas de moebius, donde un señor tenía la nariz tan larga que al darse la vuelta se asustaba porque le perseguía. Y gira la cinta en la que dueño y napia se suceden sin parar. Colores, collages, recortes de pequeñas piezas que ensambla sobre la página forman el mundo plástico de Istvansch, que ilustra para otros y también escribe para si.
«Soy cada vez más selectivo. Trabajo bien con María Teresa Andruetto y con Laura Devetach, con quienes tengo varios álbumes. La retroalimentación es nutritiva para ambos. Pero con los años me gusta más hacer el libro completo, aunque también eso me lleva a ser más complejo». Istvansch indaga en los «géneros estigmatizados». «Por ejemplo los libros de formas, colores y números. Los cuestiono, propongo otra mirada. O por ejemplo sobre los libros para colorear, que son un bodrio. En 'Todos podemos dibujar' propongo que el mundo es una construcción abstracta, no figurativa, que es la suma de cosas que no tienen forma. Si admitimos eso, todo el mundo se animaría a dibujar. Todos estamos capacitados para ello».
Derechos de autor
Miembro del Foro de Ilustradores de Argentina reconoce que en las dos últimas décadas han ido logrando hitos en el gremio como los derechos de autor. «En Argentina hay un gran nivel ahora. Aquí se conoce menos porque llega allá más producción de aquí que viceversa. Coincido con otros colegas por todo el mundo que detectamos una superproducción de álbumes, mucha más de la que puede absorber el mercado y el lector. Debiera enfocarse más a la calidad que a la cantidad».
Este amante del libro, «menos efímero que el cómic», no se arredra ante la llegada del e-book. «Será un nuevo soporte, pero no acabará con el papel. Una cuestión es al facilidad de difusión del mundo virtual y otra la relación íntima que mantiene el lector con el álbum». Por otra parte Istvansch considera que el efecto de las nuevas tecnologías en las generaciones que han nacido con ellas son facilitadoras de la comunicación. «La pantalla es un soporte más. Siempre que el chaval no se quede sólo en ella, ayuda a leer en múltiples sentidos».
También es responsable de dos colecciones de álbumes en una editorial argentina, el Eclipse. «Fue una edición muy valiente de la editora hace años, cuando no había ninguna, y luego ha habido otras que han seguido a la zaga. Me gusta ese trabajo también, dar razones sobre por qué sí o no un proyecto. Ha habido veces que he invitado a rehacer un álbum hasta siete veces, pero siempre explico por qué algo puede o no funcionar y cómo», afirma el autor de 'Abel regala soles', un niño que no habla pero dibuja soles. Y vuelve a las tijeras y a los alumnos que no dejan la mesa ni en el recreo.
En Tuenti
«Me gusta provocar, decir con imágenes cosas distintas al texto»

Istvansch imparte un taller en el Ilustratour que se celebra en el Patio Herreriano. :: ANTONIO QUINTERO

El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.