elnortedecastilla.es
Miércoles, 22 octubre 2014
nuboso
Hoy 12 / 23 || Mañana 15 / 24 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Amasando reivindicaciones

PALENCIA

Amasando reivindicaciones

29.07.10 - 01:10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Da gusto entrar a una panadería y detenerse en los ricos olores del pan recién hecho y de las pastas caseras. Pero más agradable es aún saber que esta panadería está en un pueblo y que sus dueños son gente encantadora. La panadería Plaza lleva años asentada en Villalumbroso, y ahora que sus dueños se jubilan será su hijo el que se encargue del negocio. Jesús Plaza, de 33 años, lleva desde los 18 viendo a sus padres amasar pan y elaborar otros productos, así que desde hace años es un experto panadero. «He hechos muchos cursos, pero sinceramente donde más se aprende es viendo a tus padres trabajar, y probando», explica.
«Desde pequeño siempre andaba por aquí y he visto cómo se elabora el pan tradicionalmente, así que ya me lo sé de memoria», asegura. Ahora, la panadería cuenta con máquinas que hacen todo el proceso, pero Jesús está tranquilo si un día dejan de funcionar. «Si un día pasara, yo sé amasarlo con mis propias manos, así que no dependería de las máquinas y el pan seguiría llegando a los pueblos», añade.
A la espera de que sus padres se jubilen, Jesús ya está más que preparado para hacerse cargo del negocio, del que dice que no es muy sacrificado, pero al que sí hay que echarle muchas horas. Será porque disfruta.
Hace unos años, la panadería se especializó también en asar lechazos en el horno, ya que por los pueblos de alrededor no existía ningún negocio del estilo. «Quizás esto sea lo que más tiempo te quite, porque los asamos los sábados y algún domingo, y eso lógicamente te lleva tiempo, pero bueno, tenemos que dar este servicio a los vecinos», apunta.
Jesús vive en la capital con su mujer y se levanta todos los días sobre las cinco de la mañana, coge el coche con dirección a Villalumbroso y ahí empieza su jornada laboral. «Cuando llego, amasamos el pan y lo metemos al horno. Una vez que lo tengo todo, cargo la furgoneta y me voy a repartir por los pueblos de alrededor. Luego vuelvo y hago las pastas que mi madre no sabe elaborar, como los amarguillos, porque se necesita usar la manga pastelera y eso lo aprendí en un curso», cuenta.
Vida en los pueblos
En verano, el reparto del pan por los pueblos aumenta considerablemente, mientras que en invierno baja drásticamente. «En algunos pueblos voy y solo vendo dos panes. A veces pienso que gasto más en ir que la venta que hago, pero creo que los vecinos de pueblos pequeños, como Cardeñosa de Volpejera, necesitan este servicio, y para eso estamos nosotros», apunta. Porque si él dejase de repartir, quién les llevaría el producto a esos vecinos que gustan comer cada día con un trozo de pan recién hecho...
Jesús es joven y tiene ganas de hacer frente al negocio, pero cree que las administraciones debe pensar más en ayudar a los pequeños comercios que todavía mantienen viva la vida de los pueblos. «Si yo cierro, creo que el pueblo perdería bastante, porque por lo menos hay algo abierto y se ve movimiento por las calles», señala. «Además, elaborar pan me encanta, y poder llevarlo a otros pueblos es muy gratificante. Y si nosotros no asamos los lechazos, no podrían llevarlos a ningún otro pueblo porque por aquí solo lo hacemos nosotros», agrega.
El negocio ya lo tiene asentado. «Ahora ya no tengo que pagar ni máquinas ni local, porque eso ya lo hicieron mis padres, así que solo me queda que la gente siga demandando pan», afirma, y seguro que lo seguirá haciendo. Jesús, por su parte, continuará viajando todos los días de Palencia a Villalumbroso para amasar pan, repartirlo y después elaborar pastas caseras, que, por cierto, están muy buenas.
Por fortuna, a su mujer le encanta el negocio. Cuando ella termina de trabajar los viernes, se va a Villalumbroso para ayudarle, porque, como dice Jesús, le relaja y disfruta haciendo pan. Y Jesús seguirá amasando pan y pidiendo más ayudas para que negocios como la panadería Plaza no pongan el cartel de cerrado y sigan dando vida a los pueblos palentinos.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Amasando reivindicaciones

Jesús Plaza, en el negocio familiar, la panadería Plaza, en la población de Villalumbroso. :: LEONOR RAMOS

Pueblos de Palencia
Nuestros municipios
Información, fotos y concursos
Semana Santa Palencia
Programa, confradías, procesiones, galerías de fotos, vídeos, noticias...
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.