elnortedecastilla.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 1 / 9 || Mañana 0 / 9 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
De México a Valladolid pasando por Japón

CULTURA

De México a Valladolid pasando por Japón

Raquel Ibáñez ha completado su formación en Noruega, el Reino Unido y Australia

06.06.10 - 01:23 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Aunque en el último año ha visitado más despachos que laboratorios, la vida de Raquel Ibáñez ha estado ligada a pipetas, embudos, alambiques y tubos de ensayo desde que concluyera su beca Erasmus hace ahora diez años. En Noruega obtuvo el título de Biológicas iniciado cuatro años antes en Pamplona, y desde Noruega agitó por primera vez el mapamundi en busca de un proyecto que llenara sus pretensiones. Así, sus dos primeros destinos llevaron sus maletas hasta México y Gran Bretaña, donde realizó distintas investigaciones hasta el año 2002. «Quería hacer astrobiología, así que tenía que elegir entre Australia, Estados Unidos o la Agencia Espacial Europea en Madrid», recuerda. Raquel descartó Madrid y enseguida se puso en contacto con la Universidad de Australia, donde en un principio se le prometió una beca. «Todo era genial. ¡Tenía que tomar parte nada menos que en una expedición a la Antártida!», señala la joven vallisoletana, que repentinamente vio cómo todos sus planes se iban al traste. Se le denegó la beca y, por ley, se vio obligada a abandonar Australia pasado un tiempo. «Fue un chasco enorme. Durante unos meses viví un infierno. Sin conocer a nadie, con 22 añitos,… ¡Imagínate!», apunta.
«No sabía muy bien adónde ir, así que me fui a Japón donde conocía gente y estuve dos meses contactando de nuevo con profesores de Australia para arrancar una beca. Necesitaba dinero y no estaba dispuesta a volver sin una beca». Su perseverancia dio finalmente sus frutos y Raquel consiguió meter la cabeza en uno de los proyectos de la NASA en Australia, dedicado al desarrollo de las nuevas tecnologías basadas en la nanotecnología. Seis años en los que pudo completar el doctorado en Biología Molecular y Biotecnología y en los que se ha ganado a pulso la amistad de las bacterias. «Soy microbióloga y durante ese tiempo tuve que estudiar la vida en los volcanes. Allí hay unas condiciones tan extremas que lo único que sobrevive son las bacterias. Mi labor era encontrar vida y analizar después qué tipo de vida», comenta Raquel, que aún no ha olvidado el corte de pelo al que se tuvo que someter tras la visita a un volcán. «En apenas un día se me puso todo el pelo blanco debido al ácido sulfúrico y me tuve que pelar al cero». Un cambio de imagen tan radical como el que se ha encontrado al regresar a España, donde ha debido cambiar su hábitat natural, los laboratorios de New South Wales o el de Macquarie, por las siempre incómodas visitas a los despachos institucionales. Un paso necesario que hoy coloca a Raquel muy cerca de cerrar el círculo. Aunque para ello haya tenido que volver a Valladolid desde México pasando por Japón…
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
De México a Valladolid pasando por Japón

Raquel Ibáñez. :: R. GÓMEZ

El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.