elnortedecastilla.es
Miércoles, 22 octubre 2014
llovizna
Hoy -3 / 11 || Mañana 2 / 12 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«El cambio es necesario porque Valladolid es cada vez más gris»

Alfonso Sánchez, Concejal de IU

«El cambio es necesario porque Valladolid es cada vez más gris»

El edil dejará en un año su cargo como portavoz «porque en IU nadie es profesional de la política ni estamos aquí para ganar dinero»

10.03.10 - 00:52 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
En un año Alfonso Sánchez de Castro dejará su solitaria bancada del salón de plenos del Ayuntamiento para reintegrarse en su puesto de trabajo. El concejal de Izquierda Unida deja la primera fila de la política municipal satisfecho por la labor realizada y con la esperanza de que el 2011 sea el año del cambio en la Alcaldía.
-¿Ha sido una decisión personal o de partido?
-La decisión es personal. En Izquierda Unida siempre hemos defendido la limitación de mandatos y mis antecesores también lo han aplicado. En las últimas elecciones sólo sacamos un concejal, el trabajo aquí es muy duro y ocho años son más que suficientes. A partir de esa decisión personal, el partido decide iniciar el proceso de primarias.
-¿Cuántas personas están dispuestas a sustituirle en su formación?
-Hay suficientes personas para poner al frente de IU en el Ayuntamiento, gente con mucho valor, personas que son activas dentro de la organización y también fuera, hay muchos compañeros en movimientos sociales. En Valladolid hay gente de izquierda alternativa que puede trabajar muy bien nuestros valores dentro del Consistorio. Por eso hemos abierto el proceso de primarias a toda la ciudad.
-¿Se vive bien como concejal?
-Otros compañeros que no tienen una responsabilidad directa me imagino que sí. Como portavoz único es complicado, hay un cierto estrés y no llegas a todo lo que te gustaría, ves pasar ciertos temas a los que no puedes dedicarles el tiempo necesario.
-¿Qué hará a partir del 2011?
-Para nosotros la política no es una profesión, sino un tiempo de tu vida que dedicas a representar a los ciudadanos. Yo estoy en excedencia en mi trabajo, que es el de comercial en una empresa de limpieza. Volveré a mi empleo como antes lo hicieron Javier Gutiérrez o Jesús Anta.
-¿Echará de menos el sueldo de edil portavoz?
-Yo estoy ganando lo mismo que ganaba en mi trabajo, el resto del sueldo de portavoz, que es amplio, se dona a la organización para que funcione. Esto no lo hacen en otros partidos y debemos ponerlo en valor. Nosotros no estamos en política para ganar dinero.
-Vamos, que no se ha hecho rico.
-No. Sigo viviendo en mi barrio, sigo pagando la hipoteca con el mismo esfuerzo, tengo un coche de la misma gama...
-Será duro volver a la vida 'civil'.
-Tendrá sus cosas buenas y malas. Yo desde que estoy de concejal no he tenido los 32 días de vacaciones que tenía en mi empresa, aquí sabes a qué hora empiezas, pero no cuando acabas. En el trabajo sé mis horarios y trabajo de lunes a viernes, ahora también me toca hacerlo muchos fines de semana...
-El alcalde ha valorado su labor. ¿Con qué sensación se va?
-Estoy contento, aunque me hubiese gustado hacer más cosas. Siempre hemos sido caja de resonancia de los movimientos sociales y estamos orgullosos de ello, hemos dado lo máximo. No me he sentido solo, porque mis compañeros de IU me han ayudado mucho. Siempre he intentado ofrecer propuestas y esto no se puede decir de todo el mundo.
-¿A quién se refiere?
-Evidentemente a otros grupos de la oposición.
-Sólo hay uno.
-Yo lo he comentado con el PSOE. Siendo trece concejales el esfuerzo podría haber sido mayor. Aquí trabajamos todos para que el alcalde no sea de la derecha.
Ofensiva necesaria
-Pues a este ritmo... Parece que León de la Riva es invencible.
-Creo que no, montañas más altas han caído. Se ha trasladado una forma de gobernar que, desgraciadamente, la ciudadanía ha aceptado. Eso hay que valorarlo, lo cierto es que este alcalde cuando llegan las elecciones ha conseguido cada vez más votos. Nosotros, en cambio, pasamos de dos a un concejal, aunque también hay que decir que en las dos ocasiones en las que yo me he presentado nos quedamos a las puertas de conseguir ese segundo concejal que hubiese quitado, en unión con el PSOE, la mayoría absoluta al PP. No hay que resignarse, debemos ser ofensivos, pero, al final, las urnas son las que hablan.
-Haga un poco de brujo. ¿Cómo ve la contienda en el 2011?
-No podemos quedarnos en la trinchera. Con el tema de las primarias hemos iniciado la ofensiva para buscar a alguien fuerte. Creo que el PSOE también debería pasar a la ofensiva lo antes posible.
-¿Es factible el cambio?
-Entiendo que es necesario. Valladolid se está convirtiendo en una ciudad cada vez más gris, la gente tiene muy poca alegría en la calle. Parece que sólo puede haber lo que está organizado por la Administración. Aquí la calle parece que es del alcalde y no es así, es de todos.
-Para acabar con esa grisura...
-La persona que gobierna es una persona bronca, poco tolerante, que se enfrenta absolutamente con todo el mundo... Intentó destruir el movimiento vecinal, se ha enfrentado con la Cámara de Comercio, con los empresarios, con su partido... En esta ciudad hacen falta diálogo, consensos amplios y él ni los ha conseguido ni los va a conseguir. También hace falta más libertad, da la impresión de que la ciudad está encogida, todo tiene que estar sujeto... No podemos recoger unas firmas porque enseguida está la Policía allí, ningún colectivo joven puede exponer cuatro cuadros sin que los agentes lo vigilen todo... Promovemos procesiones, beatificaciones... Volvemos al pasado, Valladolid necesita un impulso de alegría y de color que con este alcalde no se va a conseguir. La fiesta de la playa de Las Moreras se intentó destruir a palos y ahora se vuelve a este lugar. A estas cosas me refiero.
-¿Cómo valora a Óscar Puente?
-Respecto a la época de Ángel Velasco ha habido más profundidad en la crítica. Hay más trabajo y se ha puesto en alguna ocasión contra las cuerdas al alcalde, como en el caso de Valdechivillas. Eso es bueno. En el anterior mandato hubo cierta pasividad y yo me he visto en algunas ocasiones solo en la crítica al PP.
-En el próximo mandato el plan Rogers será la estrella. ¿Cree que es la panacea para Valladolid?
-Nace no siendo fijo. Se ha hecho una modificación del PGOU para hacer un proyecto que, evidentemente, es importante, pero va a sufrir múltiples modificaciones. La coyuntura económica no es nada halagüeña. Todo el proyecto está basado en la venta de los terrenos y la crisis que vivimos está provocada por el ladrillo. No creo que eso juegue a nuestro favor. El soterramiento sí esta garantizado, pero no tanto las operaciones urbanísticas posteriores.
-¿Cuáles son las alternativas económicas para la ciudad?
-Hay que apostar por traer industria, que es la que da estabilidad al empleo. No se puede centrar la inversión en el turismo, que parece que es la panacea para el PP. Tampoco debemos olvidarnos de los nuevos talleres de Renfe. Los trabajadores están preocupados porque no hay un calendario claro para el traslado. Eso sí que da trabajo, más que el centro del control del Ave, estos días tan de actualidad.
En Tuenti
«El cambio es necesario porque Valladolid es cada vez más gris»

Sánchez de Castro posa frente al Ayuntamiento. :: HENAR SASTRE

El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.