elnortedecastilla.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 13 / 30 || Mañana 14 / 31 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Zamarramala rima fiesta con igualdad entre sexos

SEGOVIA

Zamarramala rima fiesta con igualdad entre sexos

Las Águedas congregan a miles de personas en un nuevo canto por la paridad al que faltó la Matahombres de Oro, Ángeles Caso

08.02.10 - 01:16 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
«No es una barrabasada / que una cosa apalabrada / lleve a este alma apalancada / y algo aplatanada / con su tez anaranjada / a sentirse agasajada / cuando está en Zamarramala». Los versos, algo chuscos y forzados en la métrica, son del cómico Javier Coronas, quien ayer ofició de pregonero de la festividad de las Águedas. Tiró de humor y rimó con ingenio para aderezar un ritual que se remonta ocho siglos atrás, aunque la vigencia de su reivindicación siga intacta.
Los asistentes que se acercaron en la mañana de ayer al barrio incorporado segoviano se contaron de nuevo por miles. Más de dos mil personas aprovecharon las bondades meteorológicas que hicieron que algunos asiduos a la fiesta recordaran la traicionera nevada que deslució la pasada edición. Parece que los votos que hizo el alcalde de la ciudad, Pedro Arahuetes, para que no lloviera, dieron sus frutos.
Coronas comentaba en el preámbulo de la procesión que ya venía avisado de la posibilidad de que las inclemencias recortaran su discurso, tal y como les ocurriera hace ahora un año a la periodista Marta Nebot y a la actriz Amparo Baró. Sin embargo, el 'Lorenzo' incluso se atrevió a asomar entre las nubes para caldear los festejos y animar la masiva afluencia de público.
El presentador confesó venir aleccionado por otros rostros conocidos de la pequeña pantalla y voces populares de la radio, medios en los que trabaja y colabora actualmente, que ya habían pasado por el emotivo trance del pregón. De hecho, entre la muchedumbre se pudo ver a su colega, el palentino Ramón Arangüena, quien probó el templete de la Plaza de las Alcaldesas de Zamarramala en los fastos de las Águedas del 2005.
Versos monovocálicos
Pese a reconocer que eso de los pregones no era lo suyo y esperar estar a la altura, «porque la anchura ya la doy», bromeó Coronas, su gracejo descarado conquistó a la concurrencia. Entre chiste y chiste, chascarrillo tras chascarrillo, el cómico no dejó de alabar el papel que han desempeñado las mujeres a lo largo de la historia, viniendo a decir que Dios tuvo que crear a la fémina para mejorar al hombre. «¡Adoro, venero, quiero y deseo a las mujeres!», exclamó antes de poner punto y final a su discurso con unos versos dedicados a Zamarramala y sus águedas que estuvo inspirado en palabras monovocálicas, como el nombre que luce el barrio incorporado.
La literatura, aunque en un tono más solemne, también ha escrito la tradición conmemorativa de este año, con el nombramiento como Matahombres de Oro de la novelista Ángeles Caso.
Sin embargo, la fiesta tuvo que lamentar su disculpable ausencia, ya que la ganadora del último Premio Planeta se haya convaleciente por una dolencia de cervicales que le impidió recoger ayer el alfiler dorado que simboliza este nuevo título que ya ostenta la autora gijonesa. En su lugar recogió los honores la editora Ana D'Atri, quien recepcionó el reconocimiento y puso voz a las palabras de agradecimiento firmadas por Caso. La improvisada agasajada leyó unas líneas rubricadas y dedicadas por la propia homenajeada en las que, desde la distancia del reposo obligado, la autora de 'Contra el viento' excusó su falta y lamentó no poder compartir los bailes, la música y la reconfortante tajada tan tradicionales en los fastos aguederos, aunque apuntó que «estoy con vosotros en el corazón».
El honor otorgado -prosiguió D'Atri en palabras de la nueva Matahombres de Oro- supone un acicate en su lucha contra todas las injusticias, y en especial contra las que afectan a las mujeres. La escritora tampoco olvidó que los hombres también tienen voz y acto en esa lid por alcanzar la anhelada igualdad de sexos.
Y en femenino también se conjugó el nombramiento del Ome Bueno e Leal. Así al menos quiso hilarlo en su locución el presidente de Caja Segovia, Atilano Soto, que en su discurso de agradecimiento por la distinción concedida por parte de las águedas quiso jugar con la concordancia de género femenino entre quien otorga el reconocimiento y quien lo recibe, la Obra Cultural y Social de la entidad de ahorro. Soto defendió a ultranza y con vehemencia la tradición zamarriega, ya que estos ritos son «la esencia de nuestras raíces, la herencia de un pasado y el marchamo de un presente que no se puede perder en un mundo cada vez más globalizado».
El presidente de Caja Segovia alabó el trabajo que desarrolla la Obra Social y Cultura y confió en con la quema del pelele «se vayan los temores y los miedos que tenemos a conseguir un futuro más honesto, más justo y más íntegro». Atilano Soto terminó el discurso con un canto al segovianismo, una alabanza a las raíces y a la identidad propia. «¡Merece la pena luchar por lo nuestro!», exclamó.
Antes habían recogido su título de Aguederas Honorarias y Perpetuas María Teresa Rodrigo, Concepción Riolobos, Ana Zamora, Marisa Delgado, María Ángeles Gil y Sonia Marco.
Todos los ritos
La fiesta cumplió con todos los ritos. Comenzó con el paseo de la comitiva encabezada por el párroco, Jesús Hernangómez, para recoger en sus casas a las alcaldesas de este año, Milagros Torres y Margarita Cygan, quien además tiene el honor de ser la primera mujer nacida en Estados Unidos que ostenta este título, aunque se considera una zamarriega más, puesto que llegó a Segovia de su Chicago natal hace 31 años y reside en el barrio de la capital desde hace 26.
Después, el cortejo, al son de los ritmos infalibles de la dulzaina y el tamboril, sacó la imagen de la santa en andas, mientras las aguederas bailaban sus revoladas y jotas haciendo el paseíllo procesional. Al final de la calle Real Alta, entre vítores y olés, un veterano y un joven del barrio escenificaron el juego de las banderas y la escolta de las alabardas arrebatadas a los sarracenos en la reconquista del Alcázar que se rememora con esta festividad en honor a Santa Águeda, que este año cumple 783 años de una celebración originaria de 1227.
De vuelta a la parroquia, el cortejo se disgregó: unos siguieron la eucaristía; otros reponían fuerzas en las casetas y bares con la tradicional y reparadora tajada de chorizo; y muchos se apostaban alrededor del escenario donde minutos más tarde tendría lugar la entrega de las distinciones.
El colofón lo pusieron las llamas que consumieron el pelele situado en el centro de la plaza. Las mujeres tomaron de nuevo el poder en Zamarramala.
En Tuenti
Zamarramala rima fiesta con igualdad entre sexos

Aguederas Honorarias y Perpetuas.

Zamarramala rima fiesta con igualdad entre sexos

Javier Coronas exhibe su diploma y estatuilla.

Zamarramala rima fiesta con igualdad entre sexos

Centenares de fieles y curiosos siguieron la procesión en honor de Santa Águeda.

Zamarramala rima fiesta con igualdad entre sexos

las zamarriegas danzan alrededor del pelele mientras el muñeco se quema en la fiesta de ayer en el barrio segoviano. :: FOTOS DE A. DE TORRE

Semana Santa Segovia
Programa, confradía, procesiones, galerías de fotos, vídeos, noticias...
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.