Pokemon Go celebra su primer año de vida

La mezcla de realidad aumentada y y vida real es la característica principal del juego

365 días después, el juego cuenta con 752 millones de descargas y cinco millones de usuarios a diario

JAVIER AYUSO SANTAMARÍA

¿Se acuerdan de aquella aplicación de móvil que echó a millones de usuarios a la calle? ¿Alguna vez se ha visto en las calles de este país tanta gente vagando de forma aparentemente errática? Pokemon Go, el fenómeno de masas que suma más de 752 millones de descargas y llegó a tener casi 24 millones de usuarios diarios en su mejor momento, cumple su primer año de vida.

El juego tiene una dinámica simple: el móvil actúa de GPS y según vas caminando te aparecen pokemon. Simple y adictivo, buena receta para el éxito. Sus ganancias son prueba de ello ya que su desarrolladora, Niantic, se embolsó 950 millones de euros en 2016.

Tras la puesta en marcha, el juego se convirtió inmediantamente en viral en Internet. Numerosos usuarios y 'youtubers' de éxito subían contenido del juego sumando millones de visitas. A día de hoy el número de jugadores ha caído a 5 millones diarios, según el portal 'Nintenderos', y ya no son tantos los usuarios que comparten contenido.

El último en dejarlo fue hace un mes el 'youtuber' español Luzu, con aproximadamente siete millones de suscriptores, alegando que no iba a subir más vídeos hasta que no haya nuevo contenidos.

En estos momentos, solo en eventos especiales como Halloween o el especial de verano el juego consigue hacer retornar usuarios. El futuro de la aplicación es incierto, por una parte sigue reportando ingresos a la desarrolladora y por otra hay una sangría en la perdida de usuarios diarios.

Pokemon Go ha conseguido varios hitos: sus seguidores han recorrido los suficientes kilómetros como para llegar a Plutón y conseguir que una institución como la Armada Española se inspirase en el juego para llevar a cabo su campaña de reclutamiento.

El juego creó situaciones insólitas: provocó que el Ejército de Tierra prohibiese cazar pokemon en los cuarteles, que Bangkok crease una unidad policial para controlar a los jugadoreso que un medallista olímpico se gastase más de 4.000 euros en roaming por jugar. La locura de la gente por cazar pokemon estaba desatada.

Los jugadores piden más contenido

Pokemon Go ha perdido la atención de sus usuarios. La estrategia de Niantic sobre nuevo contenido es culpable de ello. Los jugadores piden más contenido: algún Pokemon legendario (pokémones exclusivos y ansiados), más eventos, mejoras en el combate, favorecer el juego cooperativo y sobre todo, pokémones, nuevos pokémones.

Niantic juega al despiste y promueve la rumorología. Los rumores hacen que se hable del juego y se genere impaciencia. Todo esto vuelve a hacer que haya movimiento. El futuro es incierto. Renovarse o morir. Pese a todo sus usuarios están de celebración.

Fotos

Vídeos