«'El Ministerio del Tiempo' se está expandiendo, pero seguimos sin un plan de renovación»

Javier Olivares, en el centro./
Javier Olivares, en el centro.

«Nadie produce mejor con tan poco dinero como España. Pero ahora que está entrando más dinero, parece que se nos ha olvidado que una cosa es producir una película y otra cosa es producir una serie», asegura Javier Olivares

Iker Cortés
IKER CORTÉSMadrid

A Javier Olivares, creador de 'El Ministerio del Tiempo', se le nota algo cansado, quizá por la incertidumbre. Artífice de una de las series más interesantes de la corporación pública, de cuya renovación aún no se sabe nada, el madrileño se acercaba ayer al Fun & Serious Game Festival de Bilbao para presentar 'Ministerio VR: Salva el tiempo', la segunda experiencia de realidad virtual en la que ha colaborado.

Producido por RTVE, Onza Entertainment Future Lighthouse, este episodio interactivo es un paso más hacia una experiencia inmersiva pues el espectador tendrá que usar sus dotes de investigación y recoger y usar objetos, casi como si de una 'Escape Room' se tratara, para resolver el rompecabezas que encierra este miniepisodio de diez minutos escrito por Pablo Lara y el propio Olivares y que ha contado con la participación de actores de la serie como Jaime Blanch, Cayetana Guillén Cuervo y Macarena García.

«La idea surgió por la ambición que tiene TVE y más concretamente el departamento de interactivos de que esta serie, aparte de una ficción normal, sea más cosas», explica Olivares.

Los retos no han sido pocos. En primer lugar, en este tipo de historias, «el guión se escribe a través de los ojos del jugador y eso ya es un cambio muy importante», señala Olivares. Pero es en el apartado técnico donde la producción se vuelve aún más compleja. «Entre el primer y el segundo episodio, la técnica ha cambiado mucho. La cámara de 360 grados, la de 3D, la necesidad de fotografíar una sala infinidad de veces para extraer de ahí la tridimensionalidad... Es muy complicado».

Disponible para dispositivos como Samsung Gear VR, Oculus Rift, HTC Vive y PlayStation VR, dice Olivares que solo en PlayStation el capítulo se ha descargado 80.000 veces en todo el mundo, lo que solo puede significar que «hay una generación de personas muy abierta a este tipo de experiencias».

Curiosamente, 'Ministerio VR: Salva el tiempo' llega al mercado justo cuando la serie ha cerrado su tercera temporada y hay pocos visos de que renueve por una cuarta. «La franquicia ha ido creciendo incluso muy por encima de lo que esperaba la propia cadena. Tenemos un montón de temas en expansión y no tenemos un plan de renovación», se queja. «A mi edad me cuesta entender un videojuego, pero más me cuesta entender la realidad de la industria televisiva».

Pese a todo, y si éste es el final de la serie, asegura estar «encantado» con cómo se han cerrado todas las tramas. «Hay cosas que me gustaría haber hecho de otra manera, sobre todo en el arranque de la tercera temporada, pero si no dispones de los actores y de los tiempos, haces lo que puedes», se resigna.

Sobre la salud de la ficción española televisiva, asegura que está en un punto importante porque empieza a haber grandes producciones, aunque cree que «falta cultura de producción». Y se explica: «Nadie produce mejor con tan poco dinero como España. Pero ahora que está entrando más dinero, parece que se nos ha olvidado que una cosa es producir una película y otra cosa es producir una serie», dice convencido del papel de los guionistas y los 'showrunners' en las series.

Conocido por sus comentarios en Twitter tanto para defender el desarrollo de la serie ante las críticas como para comentar sus episodios, Olivares reconoce que 'El Ministerio del Tiempo' no habría sido el mismo sin la red de microblogging. «Twitter ha sido un mecanismo de defensa de nuestros seguidores. Ha sido la tribuna con la que muchos de ellos han dicho 'Oye, estamos aquí, aunque no tengamos audímetros'». Y concluye: «Desde que dejamos de emitir, no he entrado en redes sociales. Así de tranquilo estoy».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos