Por qué Twitter renuncia a sus famosos 140 caracteres

Logo de la apllicación de Twitter./Reuters
Logo de la apllicación de Twitter. / Reuters

La red de microblogging da un paso más allá para dejar de ser micro en un intento por renovarse para frenar la fuga de usuarios que prefieren el modelo Facebook

JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZMadrid

“El progreso consiste en renovarse”, así pensaba Miguel de Unamuno. Una frase que ha quedado grabada y que ha servido como pilar para construir el dicho español: “renovarse o morir”. Eslogan que ha adoptado Twitter en los últimos meses y ha lavado su cara.

Primero fueron los vídeos, luego la integración del vídeo en directo en la propia red de microblogging, un nuevo lavado de cara “más moderno”, y, desde este mes, los directivos de Twitter han tocado un punto sagrado de su plataforma: los caracteres.

Los atropellos ortográficos para cumplir con los 140 caracteres se acabarán, pero llegarán para no sobrepasar los 280 del límite actual. Un nuevo cambio con el que los ingenieros de Jack Dorsey, CEO de Twitter, buscan atraer a más usuarios, aunque, por el momento, lo que han conseguido es rechazo.

Más información

Los días de vino y rosas en las oficinas de California (Estados Unidos) pasaron a la historia y esos recuerdos se esfumaron con la misma velocidad a la que se acaban los 140 caracteres de Twitter. Las comparaciones entre Facebook y la red de microblogging dejaron hace tiempo de ser “odiosas”.

En el último trimestre Facebook ha aumentado sus ingresos un 54% y su cifra de usuarios tiene un punto de separación (2.000 millones de usuarios). En el mismo periodo de tiempo, Twitter ni ganó ni perdió usuarios: 328 millones.

Un estancamiento en el número de cuentas que contrasta con otras redes sociales que han ‘atrapado’ a los más jóvenes. Instagram ya roza los 1.000 millones de usuarios y Snapchat supera los 200 millones de usuarios, aguantando el envite del mundo Zuckerberg.

Su cifra de ingresos también se mantiene estable en los 574 millones de dólares, muy lejos de Facebook, y lo más preocupante es que se sitúa a niveles de 2015. Estas cifras han despertado el interés de otros gigantes de Wall Street.

Google, Disney, Salesforce son algunas de las novias que se han interesado por el negocio de la red de microblogging, pero por diferentes motivos la aventura de Twitter sigue siendo independiente.

A la caza del directo

Durante 2016, la compañía de Jack Dorsey se centró en alcanzar diversos acuerdos con canales de televisión para emitir en directo diversos eventos deportivos. Dorsey y su equipo consiguieron cerrar cuatro grandes acuerdos con la NBA, la NFL, la MBL y la NHL, además de la Pac12 para retransmitir encuentros universitarios en su plataforma.

La gran liga de baloncesto producirá dos programas exclusivos para web y móvil. En estos episodios semanales, los aficionados al baloncesto norteamericano podrán disfrutar de un espacio con la previa de los encuentros de las jornadas semanales.

El vídeo es la gran protagonista de la nueva estrategia por atraer usuarios. Desde diciembre del año pasado ya es posible retransmitir en vivo directamente desde la aplicación y sin necesidad de usar Periscope.

La retransmisión en directo ha sido usada en eventos multitudinarios como en los eventos previos y posteriores a la pasada gala de los premios Oscar, en los que se consiguió una audiencia de 6,4 millones de usuarios, según datos de la red social.

Pérdida de adeptos

Sin embargo, la red de microblogging cada vez más pierde adeptos ‘por culpa’ de Facebook. Con una valoración de 8,5, la app de mensajería instantánea propiedad de Mark Zuckerberg obtiene la mayor nota de penetración en la población en el informe realizado por Statista. En segunda posición, Youtube es la segunda red social entre los gustos de los más de 15 millones de usuarios en España.

En el lado contrario, Twitter y LinkedIn son las dos redes con menor valoración entre los encuestados. La red laboral propiedad de Microsoft se queda con un 6,6 y la plataforma de microblogging con un 7.

Los últimos cambios, por el momento, no gustan y reclaman otro histórico: un botón de editar tuits. ¿Llegará?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos