El coste de la técnica ha sido cercano a los 35.000 euros.
El coste de la técnica ha sido cercano a los 35.000 euros. / Efe

Los hologramas llegan a la política

  • internet

  • El candidato francés Jean-Luc Mélenchon consigue estar a la vez en París y Lyon gracias a la tecnología

La holografía llegó al cine de la mano de la Princesa Leia en Star Wars, saltó a la televisión e incluso ya se ha asentado en los conciertos. En 2012, el rapero Tupac, fallecido en los años 90, regresó a los escenarios gracias a esta tecnología.

Ahora, los hologramas dan el salto a la arena política y su debut ha tenido lugar este fin de semana en Francia. El candidato de la izquierda alternativa, Jean-Luc Mélenchon, ha conseguido alcanzar el don de la ubicuidad.

El político galo ha intentado dar un impulso a su carrera al Elíseo con un doble mitin en París y Lyon para contraprogramar a Marine Le Pen, la principal favorita en primera ronda según todos los sondeos.

Esta técnica, novedosa en la política francesa, consiste en una retransmisión tridimensional vía satélite con sólo dos segundos de retardo que, según su equipo, ha tenido un coste de entre 30.000 y 40.000 euros.

La imagen de Mélenchon era plana en 2D, sin embargo las investigaciones en este campo de la tecnología ya llegan al holograma 3D. Un equipo de científicos australianos ha desarrollado un dispositivo basado en un nanomaterial capaz de manipular la luz para crear imágenes holográficas de extrema fidelidad.

Los hologramas son imágenes obtenidas mediante la interferencia generada por un haz de luz llamado de referencia y la luz reflejada por el objeto que se quiere holografiar sobre una placa o emulsión sensible.