El Norte de Castilla

El nuevo enemigo de la productividad en el trabajo

El rendimiento aumenta si se alejan de los smartphones.
El rendimiento aumenta si se alejan de los smartphones. / Afp
  • internet

  • Los trabajadores son menos eficientes con el uso de los móviles

Aunque los smartphones nos ayudan a estar en contacto con compañeros, mantener actualizada nuestra bandeja de correo electrónico y hacer las tareas más urgentes sobre la marcha, también nos hacen ser menos productivos cuando trabajamos. El rendimiento de los trabajadores aumenta un 26% si estén lejos de su teléfono móvil. Así lo demuestra el experimento psicológico, encargado por Kaspersky Lab y llevado a cabo por las Universidades de Würzburg y Nottingham Trent.

Este experimento analizó la relación entre los niveles de productividad y la distancia física de los participantes con sus smartphones. Cuando a los encuestados se les quitaba el dispositivo móvil, el rendimiento de los participantes se incrementó en un 26%. Analizó el comportamiento de 95 personas de edades comprendidas entre los 19 y los 56 años en laboratorios de las Universidades de Würzburg y Nottingham Trent. En ambas, se equilibró las condiciones experimentales y de género de las personas.

Los analistas pidieron a los participantes realizar una prueba de concentración bajo cuatro circunstancias diferentes: con su smartphone en el bolsillo; en la mesa; guardado en un cajón; y sin dispositivo móvil. Los resultados fueron significativos, ya que el rendimiento era inferior cuando los smartphones se encontraban encima de la mesa del participante.

Sin embargo, a medida que había más distancia entre el dispositivo y su dueño, los resultados de la prueba iban incrementando. En general, los resultados de la prueba fueron un 26% más alto cuando se les retiró los dispositivos.

Al contrario de lo que se esperaba, la ausencia de smartphones no hizo a los participantes estar nerviosos. Los niveles de ansiedad fueron consistentes durante toda la investigación. Sin embargo, en general, las mujeres tuvieron mayor ansiedad que los hombres, llevando a los investigadores a la conclusión de que los niveles de ansiedad no se ven afectados por los smartphones ni por la ausencia de ellos, pero sí pueden verse afectados por el género.

En este informe, Kaspersky Lab llegó a la conclusión de que los dispositivos digitales pueden tener un impacto negativo en los niveles de concentración. Por ejemplo, se demostró que tomar notas en dispositivos durante una reunión disminuye los niveles de comprensión de lo que está sucediendo en ese momento.