«No tiene mucho sentido vender kilo y medio de Cortana»

José María Sánchez Santa Cecilia, 'general manager' de Prodware Spain.
José María Sánchez Santa Cecilia, 'general manager' de Prodware Spain.
José María Sánchez Santa Cecilia

El 'general manager' de Prodware ha valorado su trayectoria en el sector minorista español al abrigo de Microsoft

DANIEL CABORNEROMadrid

«Desde hace año y medio, más o menos, estamos en una nueva ola de ‘software’ para empresas». Es un recordatorio de José María Sánchez Santa Cecilia, ‘general manager’ de Prodware Spain desde 2005. «Y eso está muy relacionado con lo que nosotros llamamos "mundo inteligente", con la inteligencia artificial y con toda la capacidad de lograr grandes procesos de datos, gestionados casi a tiempo real. En cierto modo, hemos pasado de la parte más transaccional y de grabación a la parte más relacional con los clientes», explica el empresario, que también es vicepresidente del área de Cuentas Estratégicas.

Su departamento es puntero en España «como integrador de ‘software’ fabricado para empresas», en un mercado del ‘retail’ (es decir, comercio minorista) que necesita más que nunca subirse al carro de la tecnología para afrontar cualquier rápido cambio. «Somos unas 2.000 personas, y con ese tamaño no podemos ser especialistas en todo. Por ello nuestra decisión hace unos 15 años fue especializarnos en algún fabricante de ‘software’; en nuestro caso, la especialización vino a través de Microsoft. Con lo cual, es muy importante para nosotros la propia estrategia que está siguiendo el fabricante a la hora de aportar soluciones».

En uno de sus recientes estudios, Prodware indica que el 88% de las ‘retailers’ consideraban la innovación en operaciones como «un objetivo estratégico»; y que el 70% de las compañías lo consideraban como «un criterio destacable». También, que mejorar la experiencia para el cliente «es importante para el 87% de las compañías» y que la internacionalización «es relevante para el 59% de las empresas»; incluso que «un 50% de las mismas manifiesta que operar con canales ‘on/off line’ integrados es un aspecto estratégico».

Pero pese al mareo de cifras, Sánchez Santa Cecilia no pierde comba de los retos en su sector. «Respecto a inteligencia artificial, en Microsoft han hecho una modificación que se estructura en tres líneas de actuación: una es mejorar la informática personal; otra es mejorar productividad y procesos de negocio, que es donde lideran a muerte y donde está Office; y la tercera, donde más interés tienen y más rápido crecen ahora, es hacer uso de la nube inteligente con su alto volumen de datos que permita adelantar decisiones. Para Prodware, tienen más peso la segunda y la tercera de estas líneas».

Cortana, pieza fundamental

«Es un mundillo estresante porque se está generando una cantidad de tecnología ingente. La capacidad de innovación que tienen Microsoft y similares empresas es brutal, a un ritmo difícilmente seguible», comenta. «Microsoft tiene una pieza fundamental que es Cortana, nacida como típico asistente de voz y como pieza que ayuda a la interacción entre la propia máquina y los servicios cognitivos del usuario. Pero tú no puedes vender kilo y medio de Cortana, porque no tiene mucho sentido; al final lo que tienes que vender es el uso de Cortana para esto de aquí o para esto otro», añade el vicepresidente.

«Y, claro, eso abarca espectros absolutamente separados como puede ser el uso de Cortana para el reconocimiento del genoma de células cancerígenas o como puede ser el reconocimiento de voz dentro de un coche para dar un determinado tipo de órdenes. Hay que ser capaces de convertir esos motores de innovación tan fuertes en un escenario que, realmente, las empresas puedan necesitar y que las personas puedan usar. Es un doble estrés», admite.

Eso sí, rechaza ponerse agorero. «No se trata de sustituir personas con la inteligencia artificial. Se trata de hacer que las personas funcionen de otra manera y de que sean capaces de hacer más», señala el ‘general manager’ de Prodware. «Es posible que de determinados trabajos tal y como los conocemos hoy, con la democratización de la inteligencia artificial y con los robots en esas tareas, se reduzcan necesidades. Pero, por contra, aparecen otro tipo de funciones que adquieren mayor relevancia; la capacitación que te puede dar la máquina para hacer cosas también va a facilitar que haya más trabajos», concluye.

Fotos

Vídeos