El Norte de Castilla

Investigan a Google por pagar menos a las mujeres que a los hombres

Sede de Google en Moutain View, California.
Sede de Google en Moutain View, California. / Archivo
  • El Departamento de Trabajo de EE UU habla de "disparidades de compensación" y la multinacional publica su metodología de pago para defenderse de las acusaciones

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

No todo es color de rosas en Silicon Valley. Recientes investigaciones hablan de sesgo por género en la capital tecnológica de Estados Unidos, y ahora le ha tocado a Google. El Departamento de Trabajo de EE UU está investigando a la multinacional por presuntas diferencias salariales entre hombres y mujeres, lo que violaría la ley federal.

El departamento ha encontrado “disparidades de compensación sistémicas” entre el personal de la compañía, según un informe publicado por 'The Guardian'. La instituición ha demandado a Google por no entregar información sobre los salarios de los trabajadores y ha pedido cancelar todos los contratos gubernamentales de la compañía, así como evitar que obtenga contratos futuros si no cumple con esta solicitud de datos.

"El análisis hasta este punto revela que la discriminación hacia las mujeres en Google es bastante extrema, incluso para esta industria", explicó la directora regional del Departamento de Trabajo de EE UU, Janette Wipper, en declaraciones a 'The Guardian'.

Todo comenzó después de que Google publicara un tuit la semana pasada en el que afirmaba que había “cerrado” la brecha salarial entre hombres y mujeres “a nivel mundial” y publicaba en su blog lecciones para ayudar a otras organizaciones de la industria tecnológica a conseguir lo mismo.

Profundo desacuerdo de Google

Después de la denuncia del Departamento de Trabajo, Google ha expresado en un comunicado publicado en su blog oficial su desacuerdo y se ha defendido poniendo en duda la metodología y los datos utilizados por éste. Para demostrar que las acusaciones son falsas, ha publicado la metodología de pago que utilizan en su empresa. La organización basa el sueldo de sus trabajadores en función del “rol, el nivel de trabajo, la ubicación del empleo y las calificaciones”.

Los analistas calculan el sueldo sin que Google tenga acceso al género del empleado y después de introduce el modelo de equidad en la remuneración de la empresa. Se trata de un proceso de cuatro etapas que compara las cantidades de compensación sugeridas entre ambos sexos. “Nuestro análisis nos da la suficiente confianza como para saber que no existe brecha salarial entre hombres y mujeres en Google“, afirma Eileen Naughton, vicepresidenta de Personal de Operaciones, en el comunicado.

“Nuestro análisis anual es extremadamente científico y robusto. Se basa en el mismo intervalo de confianza que se utiliza en las pruebas médicas (> 95%). Y hemos puesto esta metodología a disposición de otras empresas que quieran poner a prueba sus propias prácticas de compensación por la igualdad salarial”, explica Naughton.