Twitter reduce un 12,3% sus pérdidas, pero decepciona al frenar el crecimiento de ingresos y usuarios

Logo de Twitter en la Bolsa de Nueva York.
Logo de Twitter en la Bolsa de Nueva York. / AFP
  • Registró en 2016 pérdidas por importe neto de 456,87 millones de dólares (unos 427 millones de euros)

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Twitter registró en 2016 pérdidas por importe neto de 456,87 millones de dólares (unos 427 millones de euros), una cifra un 12,3% inferior a los números rojos del año anterior, informó la compañía, que despidió el ejercicio con 319 millones de usuarios mensuales, lo que supone un avance trimestral del 0,6% y del 4,6% en un año.

La cifra de negocio de Twitter en el conjunto del ejercicio alcanzó los 2.529,62 millones de dólares (2.364 millones de euros), un 14% más que un año antes, mientras que los gastos de explotación se incrementaron un 12,5%, hasta 293,27 millones de dólares (274 millones de euros).

Sin embargo, en el cuarto trimestre del año la red social de 'microblogging' ampliaba sus pérdidas un 85%, hasta 167 millones de dólares (156 millones de euros), después de que Twitter haya acometido una reducción de plantilla que afectó al 9% de sus trabajadores y cuyo impacto estimado en la cuenta de resultados se estimó en unos 30 millones de dólares (28 millones de euros).

Asimismo, entre octubre y diciembre los ingresos de Twitter sumaron 717,2 millones de dólares (670 millones de euros), apenas un 0,9% más que un año antes, reflejando las dificultades de la red social para ampliar su alcance, después de registrar en el cuarto trimestre una cifra media de usuarios activos de 319 millones, frente a los 317 del trimestre anterior.

En el último trimestre del año, la facturación publicitaria de Twitter alcanzó un total de 638 millones de dólares (596 millones de euros), un 0,5% menos que un año antes, mientras los ingresos por licencias aumentaron un 11,3%, hasta 79 millones de dólares (73,8 millones de euros).

"Superamos el reto más duro para cualquier servicio a los consumidores revertiendo la tendencia a la baja de la audiencia y reacelerando el uso. Como resultado, en el cuarto trimestre, el volumen de usuarios diarios se incrementó por tercer trimestre consecutivo", dijo Jack Dorsey, consejero delegado de Twitter, sin ofrecer detalle sobre las cifras absolutas de usuarios activos diariamente, limitándose a destacar un aumento del 11% interanual en el cuarto trimestre, tras el avance del 7% en el tercero, del 5% en el segundo, frente al 3% de los tres primeros meses de 2016.

No obstante, la compañía se mostró cauta de cara al ejercicio 2017 y advirtió de que el crecimiento de su facturación puede verse afectada nuevamente por la creciente competencia por el gasto publicitario 'online'.