Carolina González, reponsable de redes sociales de la Policía Nacional durante su ponencia.
Carolina González, reponsable de redes sociales de la Policía Nacional durante su ponencia. / G. Villamil

Los hijos en las redes sociales, igual que en la vida

  • Carolina González, inspectora abulense y 'community manager' de la Policía Nacional, advierte de que el anonimato en internet no existe

La 'community manager' de la Policía Nacional, la inspectora y periodista abulense Carolina González, recomendó hoy que el comportamiento dentro de las redes sociales debe seguir las mismas pautas que «enseñamos a nuestros hijos para enfrentarse a la vida real», además de advertir de que no existe el anonimato en estos nuevos canales de comunicación.

Carolina González fue uno de los ponentes que pasó por el Congreso E-volución 2015 y resaltó que «nosotros no nos cansamos de recordar todos los días la importancia del respeto y la educación a la hora de interactuar en las redes sociales. Ese supuesto anonimato que nos dan las redes sociales no es tal y la Policía tiene unidades especializadas que están investigando determinadas conductas como el acoso, que son delictivas y que se van a perseguir en las redes sociales», aseveró.

A su vez, explicó que en los casos como los montajes mofándose de la foto del bebé sirio muerto en la playa, que a pesar de no ser delictivos, sí son «nocivos», la Policía trabaja de forma conjunta con las plataformas para que eliminarlos de las redes.

La nueva 'community manager' del CNP también argumentó que las redes sociales son potentes herramientas para comunicar con el ciudadano y «en nuestro caso también nos están sirviendo para que nos vean de una forma más cercana y más asequibles», aunque también sirven para denunciar. En este sentido matizó que aunque la ley establece que las denuncias se deben presentar en la comisaria, «las que se cuelgan en las redes sociales nos permitan a nosotros tener conocimiento de unos hechos y poder redirigir al denunciante».

Además de los más de 1,8 millones de seguidores en Twitter, Carolina González explicó que la Policía Nacional cuenta con 307.000 amigos en Facebook, con algo más de 60.000 seguidores en Instagram, además de estar presente en YouTube, donde se pueden visualizar 300 vídeos subidos por el CNP sobre operaciones o sobre campañas de prevención.

En este sentido, resaltó que todos estos canales son utilizados para, con coste cero, difundir campañas de prevención, especialmente las dirigidas a los jóvenes, como las relacionadas con el acoso escolar o la correcta utilización de las redes sociales, sin olvidar otras como las destinadas a luchar contra la violencia de género o la trata de seres humanos.

Investigaciones

También indicó que las redes sociales se han convertido en un canal de información vital a la hora de investigar hechos delictivos y afirmó que las redes sociales permiten explotar mucho más la «unión policía-ciudadano». En este sentido, destacó que gracias a los mensajes recibidos, en los últimos años se han puesto en marcha más de 330 investigaciones relacionadas con la trata de seres humanos que permitieron la detención de 20 personas y que otras 20 fueran liberadas.

A su vez hizo referencia a lucha contra el narcotráfico y apuntó que gracias a un correo electrónico se pudo desmantelar una red que pretendía introducir 277 kilos de cocaína, a la vez que señaló que hasta la fecha los más de 20.000 correos recibidos por el CNP han permitido la detención de unas 800 personas relacionadas con tráfico de drogas.

Para Carolina González, no hay una única clave en él éxito del Twitter de la Policía -supera en seguidores al FBI de Estados Unidos- y reconoció que, además de convertirse en la primera institución pública española que abrió una cuenta en redes sociales, desde que en marzo de 2009 arrancaran en Twitter la evolución ha sido constante al igual que los cambios en la estrategia de comunicación, «buscando siempre un lenguaje cercano y coloquial que chocara con la imagen de una institución tan seria como la Policía».