Javier Escribano, Enrique Benayas y Jesús Sánchez Lladó durante la mesa redonda.
Javier Escribano, Enrique Benayas y Jesús Sánchez Lladó durante la mesa redonda. / G. Villamil

«Empresas con corazón de cliente y cuerpo tecnológico»

  • Enrique Benayas y Jesús Sánchez Lladó invitan a las compañías a ponerse en el lugar y el entorno de sus clientes para cubrir sus necesidades

Las empresas tienen que tener su foco en las necesidades de sus clientes, y si es posible, no en las actuales, también en las futuras es la conclusión de las charlas ofrecidas en el transcurso del congreso e-volución organizado por El Norte de Castilla en la Feria de Muestras de Valladolid dentro del apartado en el que bajo el título de ‘Ha comenzado una nueva e-ra’ ha revisado las características de las nuevas compañías centradas en el negocio a través de las redes informáticas. El formato del debate tuvo que variar ante la imposibilidad de uno de los invitados, Genís Roca, de acudir a la cita en Valladolid ante las dificultades ocasionadas en el tráfico ferroviario por el robo del cable de la catenaria del tren AVE entre Barcelona y Madrid. El hueco, explicó el director de Innovación, Operaciones y Desarrollo del Negocio Digital de El Norte, Javier Escribano, lo cubrió el director de la unidad de e-comerce y nuevos negocios de Correos, Jesús Sánchez Lladó, quien en una intervención titulada ‘el estrés de la compra online’ explicó como una entidad como en la que trabaja, a punto de cumplir trescientos años, ha tenido que reiventarse porque hoy ya nadie envía cartas, ni compra sellos, pero sí lleva a cabo cada vez más compras a través de la red y eso requiere distribución, una de las tareas en los que esta entidad pública se encuentra especializada.

más información

  • Bloque 1El camino hacia el cambio a través de la tecnología

  • Blque 2El móvil imprescindible y el Big-data como anticipador de decisiones

  • Bloque 3Trasparencia y contacto directo, las recetas de comunicación del alcalde de »alladolid

  • Bloque 3Los hijos en las redes sociales, igual que en la vida

  • DirectoSigue el congreso en 'streaming'

  • TwitterToda la información sobre el Congreso e-volución

  • Fotos Inauguración y primeras ponencias del Congreso e-volución

  • Fotos El e-cosistema móvil y el big data

  • Fotos Hacia la e-sociedad: Cómo triunfar gracias a la participación ciudadana

  • Fotos Ha comenzado una nueva e-ra

  • Fotos Entrega del primer premio e-volución

  • Fotos Cómo lograr el é-xito

  • El Norte premia la capacidad de renovación de los dirigentes empresariales

Lladó expresó cómo la tecnologia cambia los hábitos, lo que obliga a las empresas a reinventarse y señaló ejemplos de firmas que no tuvieron esa habilidad, como el gigante de la fotografía Kodak, que después de inventar en el siglo XX la fotografía digital no fue capaz de liderar el proceso de innovación y pasó de su máximo de facturación en 2003 al cierre en 2012. Expuso así cómo Internet, o el teléfono móvil, es una amenaza para Correos, pero también un reto para una compañía que se esfuerza por atender la demanda de sus clientes de dónde recibir los paquetes con mayor comodidad. «Si no lideras la innovación, posiblemente desaparecerás», expresó durante su charla.

Enrique Benayas, director general del Instituto de la Economía Digital centró su charla posterior en el efecto exponencial en la velocidad del cambio que ha tenido la tecnología, de manera que el modelo de gestión de una compañía no vale para esta nueva aceleración, o por mejor decir, hoy las empresas deben moverse a dos velocidades diferentes. Una centrada en la explotación del negocio y otra, dirigida hacia la explotación de los nuevos campos y oportunidades. El riesgo dijo, es caer en la comodidad y definió la innovación como «la capacidad para convertir las ideas en dinero». Expuso Benayas como en un entorno de creciente digitalización lo importante precisamente no son los tecnólogos, si no las personas y también los procesos y las operaciones, a las que definió como claves para lograr la satisfacción del cliente.

El experto aconsejó a los asistentes invertir en talento y aseguró que las empresas necesitan emprendedores y también directivos que sepan genearr entornos convenientes para ese emprendimiento. Y dada la tendencia actual, sugirió, si abres una tienda en las redes informáticas «piensa más en el móvil que en la página web», apuntó. Las redes afirmó, amplifican la potencia de la economía digital y resumió su intervención con una definición de las nuevas empresas de las que dijo, «deben de tener un corazón de cliente con una mente analítica y un cuerpo tecnológico».

En la mesa redonda posterior, moderada por Javier Escribano, ambos respondieron a la pregunta del directivo de El Norte de cómo convencer a los directivos de que es necesario ese cambio. En opinión de ambos, ese convencimiento debe de haber llegado ya a todos los niveles y órdenes de las compañías.