Soria

Los diputados no adscritos salidos del PP de Soria consideran que «la dimisión de Angulo llega tarde»

Los diputados no adscritos salidos del PP de Soria consideran que «la dimisión de Angulo llega tarde»
Julián García

El alcalde de Almazán, José Antonio de Miguel, condición su vuelta al PP a la destitución de Angulo el pasado mes de diciembre

ISABEL G. VILLARROELSoria

Haciendo en los últimos años no solo los díscolos de la formación sino también desde fuera del Partido Popular e incluso desde dentro con alcaldes como el de Molinos de Duero, Miguel Bonilla; María José Jiménez, alcaldesa de Garray; y Nuria Caballero, alcaldesa de Deza. Los primeros que se manifestaron en contra de la gestión de María del Mar Angulo fueron los diputados provinciales que decidieron dejar las siglas y conformarse como no adscritos hace más de un año en el salón de plenos de la Diputación Provincia; también lo hizo en su momento Antonio Pardo cuando se presentó a la presidencia en el último Congreso Provincial, celebrado en mayo donde perdió. Desde entonces el partido sigue fracturado entre los simpatizantes de Pardo y los de Angulo aunque éstos últimos son menos en número. No ha habido acercamiento de ningún tipo entre las dos escisiones, no ha habido diálogo ni negociación. Tanto es así que las encuestas internas apuntan a la posible pérdida de uno o dos procuradores del PP de Soria en las próximas elecciones.

Por otro lado la Plataforma por el Pueblo Soriano, la PPSO, tiene la intención de presentarse públicamente antes del verano, ya está en marcha con el alcalde de Almazán José Antonio de Miguel como máxima cabeza visible. Él fue el que la creó hace ahora ocho años, ganó las elecciones en Almazán y se constituyó alcalde de su pueblo con la PPSO hasta que apostó por Ciudadanos la pasada legislatura, siglas con las que también ganó la alcaldía. Ahora es alcalde no adscrito puesto que Ciudadanos le expulsó del partido por posicionarse a favor del mantenimiento de las diputaciones como Diputado Provincial en una sesión plenaria ordinaria. Ahora ha decidido recuperar los estatutos de la PPSO que nunca disolvió y acoge a todo aquel que se siente defraudado con la gestión de María del Mar Angulo. De esta manera se está organizando y estructurando en cada rincón de la provincia, aumentando notablemente su número de afiliados según pasan los meses.

José Antonio de Miguel le dio de plazo al presidente regional de los Populares Alfonso Fernández Mañueco en una llamada telefónica el pasado verano «hasta el pasado mes diciembre para destituir a María de Mar Angulo y entonces yo sí volvería al Partido Popular. Pero es o no llegó y ahora la decisión llega tarde». Considera que el movimiento de «dimisión obligada» de María del Mar Angulo «es un movimiento del PP porque ven las orejas al lobo con nuestra reorganización y los resultados en las próximas elecciones se prevén catastróficos para ellos, incluso se habla de perder dos procuradores de los cuatro con los que cuenta ahora». Considera que puede ser una manera de intentar arrastrarle de nuevo hacia el PP, a él y a quienes están apostando por la vuelta de la PPSO. «Es evidente que se abre un nuevo escenario en la política provincial, todo esto tendré que consultarlo con las bases porque yo nunca tomo una decisión solo, mientras tanto la PPSO sigue adelante y pronto se va a presentar al público».

Entre los diputados no adscritos que han pedido la cabeza de María del Mar Angulo al frente de la presidencia públicamente se encuentra el alcalde de Cabrejas del Pinar Fidel Soria, quien considera «que esta decisión llega tarde, ha roto el partido en dos, esto se veía venir y ahora lo anuncia un año después de ganar el Congreso y a un año vista de las elecciones».  Fidel Soria no sabe si volverá al PP, debe valorar incluso si seguirá en política.

En los mismos términos se pronuncia el alcalde de San Leonardo de Yagüe, Jesús Elvira, «una noticia ni buena ni mala, pero que sin duda tendría que haberse producido antes por todo el daño que ella ha hecho al partido y en concreto a quienes nos echó de la formación, porque no nos fuimos, nos echó». Deberá estudiar Elvira si vuelva al PP ahora, o si se presenta con la PPSO en caso de que siga adelante.

Montse Torres es concejal en Almazán, también diputada provincial, ahora no adscrita. Siempre ha dicho que María del Mar Angulo le ha echado del partido. Se mantiene Montse Torres a la expectativa de ver qué ocurre con la PPSO para tomar una posición sobre su futuro político, «pero habría que analizar seriamente si disfraza la dimisión y es una verdadera destitución viendo lo que se les viene encima en las próximas elecciones, con la pérdida masiva de afiliados y por supuesto de alcaldes».

Elías Alonso es concejal en el ayuntamiento de El Burgo de Osma, muy unido a su alcalde Jesús Alonso –de la cuerda de Angulo- que siempre le ha defendido pese haber salido del partido. Dice «que en su momento tomó la decisión correcta de apoyar a Ascensión Pérez y dimitir en bloque del PP en la Diputación». Aunque Alonso ya no pertenece al PP, «sigo compartiendo sus ideales y por supuesto la gestión de mi alcalde Popular, por lo que me pensaré si volver a la siglas tras la salida de Angulo del partido».    

  

 

 

 

 

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos