Soria

Asaja Soria califica de «chapuza» el proceso de elecciones de representatividad de las organizaciones agrarias en Castilla y León

Asaja Soria califica de «chapuza» el proceso de elecciones de representatividad de las organizaciones agrarias en Castilla y León

Denuncia que la Junta ha cometido un error en el censo soriano y 50 agricultores no podrán votar

Isabel G. Villarroel
ISABEL G. VILLARROEL

El pasado mes de noviembre la consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta, Milagros Marcos, anunciaba la convocatoria de las elecciones que definirán la representatividad de las organizaciones agrarias en Castilla y León. La primera diferencia con las cuatro últimas elecciones es que ya no se eligen a los representantes a las cámaras agrarias, sino a las siglas de las Organizaciones Profesionales Agrarias que luego asignarán a los miembros. Asaja Soria también concurre en esta consulta, pero su presidente provincial, Carmelo Gómez, denuncia que «no estamos de acuerdo con el censo de agricultores elaborado por la Junta puesto que faltan 50 personas, ganaderos sorianos, algunos de ellos que ha sido presidentes de la Cámara Agraria y que trabajan con la denominación de origen Mantequilla de Soria que deberían poder votar según los requisitos, se les ha quitado el voto». Han presentado alegaciones que el gobierno regional ha desestimado. La Administración ha tenido en cuenta dos de las muchas alegaciones presentadas por el colectivo. A nivel regional, la Junta admitido en torno al millar de alegaciones.

La Ley Agraria establece que podrán votar «todas las personas físicas que coticen a la Seguridad Social» en el régimen de autónomos con epígrafe agrario. No obstante, en el Decreto que regula el proceso (Decreto 30/2016), la Consejería de Agricultura aplicó otro condicionante, que es el de figurar inscrito en el Registro de Explotaciones Agrarias de Castilla y León (REACYL), algo que desde Asaja Soria consideran una contradicción.

El censo ha pasado de 2.360 a 2.404 agricultores respecto a las últimas elecciones, y, sin embargo, se han suprimido 18 de las 45 mesas en una «reunificación obligada ya que se necesitan ocho o nueve agricultores o ganaderos para constituir una mesa, y en muchos pueblos no los hay«.

La consulta tendrá lugar el 11 de febrero, con un periodo de voto anticipado del 22 de enero al 5 de febrero «que los profesionales podrán presentar en la delegación territorial de la Junta en Soria, lo que es una ventaja, pero es que luego también podrán votar el mismo día 11, y se eliminarán las papeletas duplicadas. Ya que uno puede votar luego en la mesa, aun habiendo realizado el voto anticipado, teniendo que retirárselo en teoría una vez depositado el otro, es todo una chapuza».

Insiste Carmelo Gómez en que «a Administración se ha pegado una chapuza, se ha columpiado bastante y yo creo que el objetivo es aminorar a las OPAS. Es que no son necesarias ahora unas elecciones cuando a la vuelta de medio año vamos a tener otras, regionales y nacionales, y el voto de la gente va a ser el mismo, el gasto es excesivo y no estamos para malgastar dinero».       

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos