El PSOE exige que se equipare el trato de los pacientes asistenciales de Soria

  • Son 2.345 los pacientes sorianos que son derivados a otras provincias o fuera de la comunidad

El procurador socialista por Soria, Ángel Hernández, ha defendido en la Comisión de Sanidad que el coste de manutención, alojamiento y desplazamiento en el caso de todos los pacientes asistenciales debe ser de cero euros. El debate lo propició una iniciativa del Grupo Mixto en la que se instaba a «realizar un nuevo cálculo» de las ayudas que la Administración concede en estos casos. Los pacientes de Soria se ven afectados de forma especial por estos gastos de desplazamiento, manutención y alojamiento y doblemente perjudicados al «tener que ser tratados lejos de casa y además asumir el gasto que este traslado conlleva».

En opinión de Hernández, «este trato igualitario estableciendo herramientas para que ningún paciente asistencial tenga que asumir gastos adicionales en función de donde ve sería una medida de justicia para aquellos enfermos que deben desplazarse a otras provincias para recibir tratamientos». En el caso de Soria son 2.345 los afectados.

Las órdenes que regulan el pago de alojamiento, manutención y desplazamiento contemplan cifras insuficientes e incluso el pago por parte del enfermo de los primeros 25 euros. «La meta es que los pacientes que deban ir de un centro asistencial de una provincia a otra no tengan que hacer un esfuerzo económico adicional. Se trata de una medida de justicia ya que estos pacientes están doblemente discriminados. Por un lado, tienen que desplazarse y además tienen que pagarlo», sostuvo Hernández.

Hernández ha repasado la situación actual regulada por dos Órdenes. De esta forma, el precio por kilómetro está en 0,07, por manutención son 5 euros y para el alojamiento otros 18 euros. Pero, además, el paciente tiene que asumir los primeros 25 euros sin recibir ninguna compensación. «Son cifras realmente escasas. Por ejemplo, si un paciente de Soria acude a Burgos no llega a esos 25 euros en kilometraje y, por lo tanto, no recibe ninguna ayuda», señala Ángel Hernández.

Según los datos en 2015, 1.119 pacientes fueron derivamos a Burgos, 46 a León, 3 a Palencia, 86 a Salamanca, 684 a Valladolid y fuera de nuestra comunidad se derivaron 407 pacientes. De las derivaciones a otras comunidades autónomas destaca La Rioja con 160, 136 la Comunidad de Madrid y 65 a Aragón.

Si analizados los datos respecto al resto de Castilla y León y comparando con la población con tarjeta sanitaria, Soria es la tercera provincia que más porcentaje de población desplaza en 2015. «Pedimos una condición de igualdad en toda la comunidad», indicó el parlamentario socialista, quien también ha tramitado preguntas por provincia sobre número de pacientes, tiempo de pagos y cantidades retribuidas.